viernes, 27 de septiembre de 2013

LA POESÍA: UNA GRAN VIRTUD HUMANA (Por: Jorge Ita Gómez)


 Años radicado en Estados Unidos, Roger Santiváñez Vivanco (Piura, 1956) nos ofrece ahora su gran Virtú (Hipocampo editores, 2013), su más reciente poemario.

Santiváñez es un poeta virtuoso que en larga batalla con la palabra, ha ido modulando su voz hasta estructurar un lenguaje trílcico escrito en peruano ganado en altas horas (iluminado andarín) de la noche a las frías calles limeñas.

Se puede hablar de un antes (Antes de la muerte y Poemas para iniciados) ensayos o modos -ejercicios materiales/espirituales- de abordar la creación; y un después en su poesía a partir de El chico que se declaraba con la mirada y el consabido correlato de Symbol, Cor Cordium, Santa María y Eucaristía, que se corresponden en espíritu y exploran las múltiples posibilidades del lenguaje y el ritmo interno del verso llevándolos en su desesperación de vida y poesía -dolores morales- a límites extremos por el goce de la belleza.

Bronca poesía lúdica, de ruptura epistemológica en el encabalgamiento y la construcción lógica y natural del verso y hábil aprovechamiento polisémico y semántico de las palabras, en la que sin embargo subyace inalterable esa mística subceleste que nos subyuga.

Virtud se llama esa flama que arde siempre y no se apaga nunca ni creando un huracanado viento de plumas y amapolas.

jueves, 19 de septiembre de 2013

EL MEJOR AMIGO DEL HOMBRE




Guau guau, no hay nadie en casa
Como de costumbre,
Se han ido todos,
Disparados a la calle
También este fin de semana
Y otra vez me han dejado
Temblando de miedo a mí solito

¿Y qué hace un perro
En sus días libres
Ustedes preguntarán?

Salgo a caminar de tarde
¡Tarde de perros!
Dicen unos y otros
“La vida es un hueso
Duro de roer”…
Y en las noches
Me pongo ávido a leer
Memorias de una pulga

Ver en pijama y babuchas
Amores perros
Mi película favorita
Tirado de medio lado
Y comiendo harta canchita

Me encanta bailar
El can-can galo
En dos patitas
Soy un experto
Haciendo poses
Si tú me “engríes”

Poco importa si soy
Perro de raza fina
O chusco can igual
Muevo mi colita feliz
Cuando veo volver
Sanoysalvo a mi amo

Vacunado estoy contra la rabia
Me dé o no de comer
O me metan un puntapié
Por las puras alverjas
“Yo amo a mi amo”
A quien le debo alta fidelidad
Y si el peligro acecha
Hasta ofrendar la vida sin dudar

En noches de bohemia
Cuadrado frente al espejo
Me veo doble nariz:
Tremendo guindón
Remojado en almíbar,
Trozo negro de marroquín
Reseco y cuarteado
Como de mala calidad
Cuando estoy “malito”

Nada que ver con los gatos

(Aunque algunas mujeres enojadas,
A todos los hombres
Que nos les guardan
Jurada fidelidad
Los llaman perros,
Perros, peeerrosss…
Qué culpa tenemos nosotros de eso)

Podré ser recontra juguetón
Rasgar los muebles
Con uñas y dientes
Destrozar zapatos
Y calcetines sucios
Mearme por todos los rincones
(Me encanta hacerlo
En los aros y las llantas
Del carro del vecino
Que me tiene rabia)
Pero jamás dejarle
El corazón hecho
Retazos inservibles a mi amo


MORALEJA:

Cuenta, no te olvides,
Que la verdadera fidelidad
Vestida está de perro.


 JORGE ITA GÓMEZ