domingo, 31 de enero de 2010

IMPERIO DEL AZAR O POCA DICHA



Si yo te tuve a ti más pegada a mí, si tú me retuviste más largo tiempo a tu lado a mí, o quién de los dos amó más, en cuestión de piel, combate cuerpo a cuerpo, no hubo mayores ocurrencias y nunca se sabrá a plenitud. Ya nada existe: ni piedra sobre piedra para inquirirlo queda, ni vestigio alguno obra de todo aquello que nunca fuimos. Apenas en franca resistencia frágiles naipes y castillos de arena en el aire que las olas del tiempo y la furia huracanada del viento empeñados arrasan sin cesar ni piedad en la mar. Eso es lo que llamamos cierta vez, entre juramentos y nomeolvides, imperio del azar o el acabóse: Así que calle de la amargura o poca dicha señor y sanseacabó de una vez por todas y para siempre el arte de soñar ojos despiertos.



AMOR EN LLAMAS, CORAZÓN ARDIENDO



Hay días de la semana, unos más que otros obviamente, en los que ardo de deseos, al punto de casi convertirme en una antorcha humana por el fuego abrasador que de a poquitos me consume todo. Cubitos de hielo pero en cantidades industriales no me vendrían nada mal para atenuar en algo esta febril pasión, pues, como siempre conectado al mundo real del espíritu y la tentación perenne de la carne amada amante a escondidas tengo que salir corriendo a verte. Amor en llamas, corazón ardiendo.



EL BIEN ESQUIVO DEL ETERNO FEMENINO



Que en todo tiempo y lugar te vaya siempre mejor es mi mayor deseo. Tú lo sabes. Y no has de extrañarte por nada de este mundo, que esto sea así, pues siempre te quise bien y más de lo debido e indebido también. El bien esquivo del eterno femenino, amiga regalada, juega mucho en tales terrenos y circunstancias tales solo para saber a ciencia cierta y a posteriori también, pues nadie experimenta en pellejo ajeno, cuánto duele lo que se tuvo entre manos y se pierde por no nada o quítame esta paja cuando uno se va definitivamente, como jugando, silbando una canción.





sábado, 30 de enero de 2010

HORARIO DE TRABAJO Y BILLETERA MATAN GALÁN



Cómo me jode lo estúpido que es ser misio. Es decir, no poder comprar galletas Chaplín ni para el té. Encima el jefe gritándome gruñón“¡Ita Gómez, otra vez llegando tarde a trabajar!”. Es que tengo un horario endemoniado en la chamba que no me deja ni respirarle en el cuello a las hembritas: entro a las 3:00 de la tarde y salgo a las 11:00 de la noche chaqueta rumbo a casa. Y ella se queja. Mujer que no jode es hombre y el tiempo un tirano banderas. Abstinencia total de recitales de poesía, entrevistas en la tele en canales que nadie ve y así. Horario de trabajo y billetera matan galán, dicen los chacotas del barrio. Y esta prosa de logros dudosos, una reverenda porquería (Oye Patora quítale un poco é miera a ese papé). En Gringolandia o Chollywood todo el tiempo es una joda no ser rico y guapo chico con automóvil último modelo, linda chica y gorda billetera llenecita de verdes.



Jorge Ita Gómez

SE ME ACABÓ EL JABÓN DE POCO USARLO



Como un círculo perfecto cercado por el fuego se cierra este capítulo sin siquiera haber comenzado a escribirse bien. Hoy se me acabó el jabón de tocador entre las manos, desmenuzado en la ducha de poco usarlo y con él se me fue media vida en cada pompa. Pero igual me lavo bien las manos y salgo a comprar para mañana más pastillas y analgésicos para las ampollas del alma en alguna droguería de la esquina que no esté cerrada en domingo feriado. Vacunado para siempre contra la mayor estupidez de creer por creer y fiarme de la gripe común y el mortal virus del olvido.



CADUCIDAD DE LO INCREADO



Nada ya hay más que decir cuando los hechos obran por sí solos. Todo es bello y placentero a nuestros atentos sentidos mientras dura en contraposición a nuestra condición humana efímera, precaria y deleznable. Todo sucumbe fatal como un rito de iniciación en gritos o silencios aterrados. Nada ya resta más por decir cuando la ausencia de uno obra a favor del olvido del otro. Tremenda cachetada sonora bofetada que lo devuelven a uno a la señera realidad de un solo sopapo son los hechos consumados. Entonces dura realidad resulta también la caducidad de lo increado en tiempo (batiendo) récord.



Jorge Ita Gómez

jueves, 28 de enero de 2010

HOY COGÍ UNA LINDA FLOR ENTRE SUSPIROS



Hoy corrí presuroso para coger en el jardín una hermosa flor entre suspiros y al abrir las palmas de mis manos para contemplarla gozoso en toda su magia y esplendor, voló para mi asombro convertida en una linda multicolor mariposa primaveral. Entonces muy tarde comprendí, también entre sollozos, que era la felicidad revestida en oro puro que se me escapaba como el agua entre las manos, sin siquiera darme un tierno beso ni estamparme como una sonora bofetada en la mejilla su adiós definitivo y contundente en su idioma acostumbrado de fantasía y misterio, como siempre fue. Se mandó mudar con otro galante jardinero.


Jorge Ita Gómez






miércoles, 27 de enero de 2010

GRAN PLAN LECTOR



La lectura le pone alas a la imaginación y el buen viento la diosa fortuna. Amaos a los libros también como al mismo prójimo, pues nada hay en este mundo más enriquecedor y placentero que tener entre manos el amado objeto de tus deseos o un buen libro de lectura noche tras noche en la cabecera de la cama para tener dulces sueños. Como cajita de música o pandereta desbordante de felicidad, así son los libros de poesía en las amantes manos del poeta y la legión de sus más fervientes lectores y fieles e incondicionales admiradoras.



Jorge Ita Gómez.


SIN NOMBRAR TE NOMBRO EN EL PAPEL



Sin nombrar te nombro en el papel, (¡aquí estás!, ¡aquí no puedes sino estar!) aromada a flor de piel en el torrente de mi escritura como menudo río sin principio ni fin o gozosos labios color rubí sumergidos en delicioso champán francés, Princesa Real en su noche de bodas ardiendo de deseos, sin nombrar te nombro en el papel, alegre colibrí en alto vuelo, y como rana excitada hacia el estanque, para perpetuar nuestra idílica especie humana en vías de extinción, patilarga saltas a tatuarte a mi fogosa piel trigueña.


Jorge Ita Gómez.





martes, 26 de enero de 2010

SOLO TÚ ENCIENDES TODOS LOS COLORES DEL ARCOIRIS PARA MÍ



Solo tú enciendes apasionadamente todos los colores del arcoiris para mí, en cada beso, verso y remanso de paz, desde el cielo agitado de tus ojos almendrados, en un triz. Al fin y al cabo, remanso de paz para el reposo imperturbable del poeta guerrero, que retorna galopante con furia ciega a la vida, mientras una bandada de aves migratorias confundida revolotea en torno al algodón blanco percudido de las nubes y tus cejas golondrinas.


Jorge Ita Gómez



GATA FIERA SIEMPRE EN CELO



Como cartero feliz, poco o nada importándome las torrenciales lluvias de palabras desatadas inopinadamente, deposito puntual todos mis besos nacarados en las medias lunas de tus uñas largas y medias de nailon, terrible gata mía siempre en celo, al calor siempre encendido y fulgurante de tus ojos y cola de fuego, que no cesas impertinente de mover y rozar erizada tu pelambre con ansias de amores inflamada entre mis amantísimas piernas flacas.



Jorge Ita Gómez


LIBRO GORDO DE BALDOR



No soy un problema matemático por resolver ni mucho menos tengo nada de complejo, aunque flaco de carnes y de gran nariz, amo con pasión e intensidad y desbordo de ternura porque siempre estuve rodeado de beldades y verdades (amargas también). Yo no vivo envuelto en vanidad, no cubro mi piel con esas frágiles sedas, pues la vanidad va más aferrada de brazos de las mujeres que de los hombres. Soy un tipo muy sencillo y enternecedor. Desbordo de ternura y pasión las 24 horas del día del año. Soy ese que como tu libro Coquito siempre lees y ves solo cambiar sus anteojos de plata por uno dorado como el sol, según sean las estaciones del año en curso y los días por venir.


Jorge Ita Gómez.


PERFIL DEL POETA



Claro, simple como un anillo y transparente como el agua turbia, así soy yo y más desnudo todavía del alma en mis versos para el que me quiera conocer. Así me gusta a mí que me reconozcan a donde voy. Soy lo que soy y muestro el rostro que tengo, lo justo y nada más. Soy en esencia, bondadoso. Así soy yo, reflejo de mi alma como en un juego de biselados espejos. Ahora si pudiera maquillarme sería un mimo. Poeta dice la gente, cuando voltea solemne para saludarme atenta al verme pasar por la calle veloz como el viento, aunque diga verdades que parecen amargas a oídos del mundo.


Jorge Ita Gómez.


LOS POETAS TAMBIÉN LAS PREFERIMOS AUNQUE SEAN RUBIAS AL POMO O CON SU PLATA



Desde pequeño siempre me gustaron las rubias. Siento una auténtica fascinación por las blondas cabelleras de Marilyn Monroe, Claudia Schiffer, Xuxa, Maribel Velarde y Debbie Harry, mítica voz de la agrupación Blondie en los ´80. Son mi debilidad y perdición, quisiera triscárselas a mi regalada gana como un caballo glotón. Te amo Debbie Harry. Amo tus cabellos dorados como el sol, el carmín de tus labios granas y tu melodiosa voz, por eso hasta ahora me pregunto todavía azorado ¿por qué será que tengo el Corazón de vidrio, no?



sábado, 23 de enero de 2010

HARTAS NOCHES EN VELA



Noche sin luna, despierta, no te quedes dormida en mis brazos, porque roncas como yo, muy feo, cuando rendido me desvelo entre café y café hasta caer desbarrancado como un caballo, de mi escritorio al suelo, procurando entre gallos y media noche, a trancas y barrancas, escribir algún verso memorable por el que se me recuerde toda mi muerte o se me olvide sin piedad toda la vida.






Jorge Ita Gómez

ENIGMA SECULAR



Como el sueño más remoto, que se interna o se pierde en las insondables interioridades de cada ser, eres un enigma que no logro a la fecha por más que lo intento descifrar ni con altos telescopios, bajo el cielo constelado del desierto y sus dorados médanos, tan cambiante como las fases de la luna señorita, irradiando rayos de plata, in fraganti me sorprendes en vano empeño desde mi ventana chiquitita, aquí en la Tierra, contemplando la inmensidad del mar, tumbado entre geranios y margaritas.



viernes, 22 de enero de 2010

EL DULCE CANTAR DE UN FRAILE ENAMORADO




El peor de los olvidos, incluso más que la propia muerte, es el silencio. No silencies entonces el celular, el chat ni los e-mails por nada de este mundo para liberarme de la muerte que es también una de las formas peores del olvido. No silencies tu canto gregoriano ni dejen de resonar en cada paso que das tus sandalias franciscanas en los amplios corredores ataviados con rosales y arcos celestiales, que me conducen a tu nave dorada del Convento de La Merced, en gracia plena a verte, hermosa amiga, amada mía, ciego de luz, a cantarte mis cantares así, ciego de luz, como el rey Salomón a su princesa ardiente y morena y pechos de blanca paloma en celo como la mía.



Jorge Ita Gómez

NOSTALGIA UNIVERSAL Y PROVINCIANA




Si está nevando en esa parte de Europa, (Londres, Aix-en-Provenze o la montagne Sainte-Victoire, en Francia) donde estás, como espumante Pisco Sour, bello paisaje sin duda el que te adorna. Nieve, nieva, blanca Navidad en mi corazón, cabellos y barbas también. Acá, en nuestro amado Perú, ahora mismo llueve gris. Como sabrás, nada ha cambiado, todo sigue siendo igual y transcurren los días de la semana, meses y años, como de costumbre, dando vueltas como las ruedas plegadas al eje de una vieja carreta, sin ton ni son.



Jorge Ita Gómez

CUANDO NO ESTÁS CONMIGO, VAS EN MIS PENSAMIENTOS COMO UNA FLOR EN EL VIENTO



Cuando escucho una canción no existen el tiempo ni la distancia para mí, solo primaveras verdes y blancas caracolas resonando eternidades de mar y cielo en su interior. Y cuando tú me hablas, bella melodía es tu voz, que me transporta a otras inimaginadas latitudes, donde un coro de ángeles desata su sinfonía en mis oídos tiernos. Y cuando no estoy contigo, Poesía, entre cantos gregorianos y sandalias franciscanas, vas siempre en mis pensamientos como una flor en el viento.



Jorge Ita Gómez


jueves, 21 de enero de 2010

HOMBRES DE MAZMORRAS: Por JORGE COAGUILA

PULL DE CORRECTORES DEL GRUPO LA REPÚBLICA


De izquierda a derecha de pie: Juan Yangali, Edgardo
Hernández, Ita Gómez, Larry Rivera, Tito Hernández.
Sentados: Igor Neira, Khaterine Cabanillas y Matilde
Gamarra. No estuvieron presentes para la foto por
razones de fuerza mayor Ángel Padilla y Walther Ramos,
entrañables compañeros nuestros.


....................................................................................................


HOMBRES DE MAZMORRAS

Por: Jorge Coaguila



“Oye, Pescadito, no te olvides de colocar la leyenda”, rezaba un texto al lado de la foto de portada de un diario ya desaparecido. En otro periódico importante se leía en letras grandes: “Falta titular”. Descuidos de este tipo hay muchos en la edición de textos. Para subsanar estos traspiés, existen los correctores.


En Los últimos días de La Prensa (1996), de Jaime Bayly, novela que cuenta la decadencia de un diario limeño, se reproduce un titular: “Presidente Reagan salió de la clínica apoyado en dos mulatas”. ¡Eran “dos muletas” y no “dos mulatas”!
La informática ayuda mucho: cuando digitamos mal alguna palabra la computadora lo repara o lo subraya. Sin embargo, a veces, empeora el asunto. Por ejemplo, si escribo mi apellido, la máquina me lo transforma a “Coahuila”.

Por lo general, los correctores son egresados de Literatura y Periodismo, pero hay estupendos profesionales en este oficio que estudiaron Medicina, Cooperativismo, etcétera. Algunos son autodidactos. Total, nadie tiene título de corrector expedido por una universidad, al menos en el Perú. Pero, de seguro, esta situación cambiará. Hace mucho tiempo es necesaria una escuela de Corrección.

Mi amigo el profesor César Ferreira me comentó que una vez le llegó una invitación que decía: “No es grato invitarlo a usted a la inauguración…”. Evidentemente se trataba de un error: “Nos es grato invitarlo…”.

Un colega corrector me enumeró, cierta vez, para quiénes había trabajado. Mi sorpresa fue mayúscula: citó a algunos renombrados periodistas, investigadores y novelistas a quienes -según infidencia de mi colega- tuvo que “reescribirles” párrafos enteros. “Los hago famosos”, dijo con cierto orgullo, “y a veces obtienen jugosos premios”. Agrega que, así como existen los negros literarios, aquellos que le escriben un libro a una persona de renombre, los correctores también estamos para hacer el trabajo “oscuro”. Hay que subrayar que algunos autores tienen brillantes ideas, pero no saben expresarse correctamente.

“Aquí tengo un libro de 300 páginas. Lo necesito de aquí a tres días”, dicen algunos como si corregir fuera comprar papas en un mercado. Es cierto que un diario se arma en pocas horas, pero ahí existe -al menos así debe ser- un pelotón de correctores. A veces el 80 por ciento de la edición del periódico cambia a pocas horas del cierre debido a un acontecimiento trascendental. En ese caso, el trabajo anterior se va al tacho.

En el cuento “García Márquez y yo” (1994), del libro Muñequita linda (2000), de Jorge Ninapayta de la Rosa, texto que mereció el Premio El Cuento de las 1,000 Palabras, el narrador dice: “La corrección de textos es un oficio mal reconocido. Y no es un atarea fácil, aunque muchos la consideren una ocupación ancilar y de poco fuste. En este trabajo hay que dominar no solo la ortografía, la gramática, la sinonimia, también el ritmo y la cadencia de las frases. Muchas veces, incluso, hay que adivinar lo que el autor quiso decir”.

Los correctores consultan la Ortografía de la lengua española (1999), el Diccionario de la lengua española (2001) y el Diccionario panhispánico de dudas (2005), libros elaborados por la Real Academia Española, disponibles también en versión digital (
www.rae.es). Pero no solo hace falta eso, sino también una cultura respetable.

En apellidos y nombres no hay regla que valga, solo el conocimiento. Hay que saber que el autor de la comedia Tartufo (1664) se escribe “Moliére” y no “Moliere”. Que el indígena Felipe Guamán Poma de Ayala escribió Nueva corónica y buen gobierno (1615) y no Nueva crónica y buen gobierno. ¿Quién dirigió Sonrisas y lágrimas? ¿Quién hizo lo propio con La novicia rebelde? Se trata del mismo filme: The Sound of Music (1965), del estadounidense Robert Wise. Sucede que en España y América Latina se llamaron así, respectivamente.


Lo que sí es indignante es llamarle la atención al corrector por aspectos que no son erróneos. Por ejemplo, quejarse por “eliminar” una “s” a la locución latina “statu quo”. Algunos creen que es “status quo”. Además, lo escriben en cursivas. Antes hay que revisar el diccionario. Otros piensan que “ONG”, organización no gubernamental, en plural se escribe “ONGs”. Se equivocan: es invariable. Se dice “las ONG” y no “las ONGs”.

Tampoco seamos talibanes. Hay que hacer concesiones. La Academia prefiere el horrible “güisqui” o “huaiño” a “whisky” o “huaino”. Llamamos al delicioso guiso hecho con trozos pequeños de panza de res o de carnero “cau cau” y no “caucáu”.
Muchos diagramadores se quejan de la cantidad de cambios que deben insertar. Claro, no entienden nada. Son pocos los cuidadosos, y más escasos aún quienes tienen buena ortografía.

El sabio mexicano Alfonso Reyes, en su texto “Escritores e impresores”, del libro La experiencia literaria (1942), cuenta que la aparición de su poemario Huellas (1922) tenía tal cantidad de descuidos que lo puso en cama. El narrador peruano Ventura García Calderón aprovechó la ocasión para escribir: “Nuestro amigo Reyes acaba de publicar un libro de erratas acompañadas de algunos versos”.


En: Una búsqueda infinita (Fondo Editorial Cultura Peruana, 2006)




miércoles, 20 de enero de 2010

MUERE EL AMOR, LA PASIÓN PERVIVE




Muere el amor, la pasión pervive, como espumante champán o incesante vaivén de olas de mar soberano, ganando pardas orillas a las playas, que te arrojan como a un náufrago a mayores placeres insospechados: una voz amiga, por ejemplo, la mano franca que te tiende como puente florecido un amigo o la amistad al desnudo que incondicionalmente te brinda una buena amiga. Muere el amor, la pasión pervive.





Jorge Ita Gómez

GUERRA BLANCA CONTRA EL VERANO



Para ser completamente dichoso y feliz como nadie en este mundo, lávate bien "las partes irreales del cuerpo" y el alma también cuando menos tres veces al día con abundante agua y jabón, sobre todo en verano. Quítate así las carachitas y manchas que en el alma y la piel te dejan tatuadas a fuego moderado los rayos ultravioleta del sol y los baños públicos masivos de agua turbia y salada en playas del litoral.



Jorge Ita Gómez

martes, 19 de enero de 2010

ETIQUETA SOCIAL



Tranquilo y feliz reinventando mis pasos, por los mismos antes caminos andados de siempre por todo Lince, burlando el Manual de Carreño y El otro dedo meñique de Frieda Holler, en el Centro Comercial Risso con vista privilegiada de escaparates de cristal y ensoñación celestial y ultramarina, comiendo como chancho y eructando como un loco pollo a la brasa embebido en sangría y su salchimix. Feliz a casa me voy solo después de verte en mí.


Jorge Ita Gómez


LA PERCEPCIÓN QUE TENGO AHORA DE TI O TUBO DE ENSAYO ES QUE NO EXISTES


La percepción que tengo ahora de ti, salvando las distancias, es que solo existes en estado desconectado e irreal, en sus mil y un variadas formas de vivir, jugando a ser una alambicada torre rumorosa con quien solo fue para ti en tu laboratorio infernal y radioactivo un fragilísimo tubo de ensayo y acaso nada o algo más: eso nunca a ciencia cierta de tus labios sellados por mil besos de frambuesa se sabrá.


Jorge Ita Gómez


DIVA LABIOS DE FRESA SENSUAL



Te esmeras como nadie en cumplir a pie juntillas el mágico ritual de los altos designios del viento, en tránsito de convertirte de niña a mujer, degustando fresas con tu boca de rosa a campo traviesa. Preciso instante en que ya nadie te conoce y todos te pierden de vista y el paso para siempre jamás. Más hecha a la vida, excesivamente futura: Diva labios de fresa sensual.


Jorge Ita Gómez


domingo, 17 de enero de 2010

SIN ARTE NI PARTE O GAJES DEL OFICIO



Mucho temo mancharme de tinta las manos al momento de escribir copiosamente. La cotidianeidad de las noticias me envuelve en papel periódico y me cuelga con ganchos de madera en todos los quioscos desde muy entrada la mañana. Desde el piso tres de la redacción de un diario limeño, entre la media tarde y la noche pluvial diviso afanosamente desde grandes ventanales de lunas polarizadas el paisaje gris y mis manos enguantadas de horror no alcanzan a torcerle el cuello al cisne grácil y reanudo sin más ni más, sí o sí, mi oficio demiurgo entre algodones inmundos y potentes ordenadores góticos de última generación.



(Jorge Ita Gómez)

sábado, 9 de enero de 2010

EL OJO DE LA AGUJA (Poesía Peruana Contemporánea)




"El ojo de la aguja"-Poesía en la Universidad Inca Garcilaso de la Vega-1964-2002 (Lima, 2002, Fondo editorial de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega, 380 pp.) es un viejo débito a mi Alma Máter o un "Apasionado resumen del tiempo" hecho poesía en la Universidad Inca Garcilaso de la Vega, que abarca un lapso de poco menos 38 años desde su fundación en 1964 hasta su fecha de publicación en el 2002.

Recoge entre sus páginas, en estricto orden alfabético, para zanjar la cuestión generacional a 45 poetas o cronistas de nuestro tiempo, tan disímiles en edad, estilo y dicción vinculados a los claustros garcilasinos; constituyéndose en una vasta muestra panorámica de poesía peruana contemporánea, en el que perfectamente se engarzan tradición y modernidad en un cada vez más manifiesto "renacimiento literario" de base y arquitectura garcilasista.

No en vano, Garcilaso -ha dicho el poeta brasileño Manuel Bandeira- "es la aurora del espíritu americano y el despertar de su emoción más profunda".


Jorge Ita Gómez.

PRESENTACIÓN DEL FONDO EDITORIAL


Si uno piensa en las citas que se hacen en la página inicial de este libro, se podría pensar que la Antología poética El ojo de la aguja de Jorge Ita Gómez conteniendo textos de otros jóvenes poetas garcilasinos no es sino "otro libro más".

Sin embargo, si nos atenemos a la belleza y a la frescura de sus poemas, a los valiosos mensajes que contienen y, de modo especial, al origen exclusivamente garcilasino de sus autores, hay que reconocer que, con este libro, asistimos nada menos que al feliz nacimiento de una obra poética auténticamente garcilasina.

En este sentido, el Fondo Editorial de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega se felicita de haber contribuido no solo a dar a luz esta antología, sino también de haber asistido a su presentación oficial al mundo de las Letras Peruanas.

Estamos seguros que El ojo de la aguja será un estímulo permanente para que los jóvenes poetas garcilasinos puedan expresarse con la belleza, el sentimiento y el compromiso social que tiene toda auténtica poesía.

Si Antonio Machado, poeta entre poetas, había dicho:

Caminante no hay camino,
se hace camino al andar,

desde nuestro Fondo Editorial podemos decir: Jóvenes poetas garcilasinos, el camino ya está libre, los invitamos a transitar por el amplio mundo de las Letras Peruanas.


Comisón Editorial.

TEXTO DE LA SOLAPA: Por Antonio Sarmiento




Dentro del encendido reino de la escritura, en ese cielo limpio y despejado de la poesía peruana muchos son los llamados y pocos los elegidos...


Sin embargo, en estas jactanciosas palabras se concentran todo el ritmo, la audacia y el caro disfrute que implica el tender nuevos puentes para sugerir en el ánimo del lector fortuitas y maravillosas interpretaciones, como las que se visualizan ahora en esta experiencia irresistible que significa aventurarse a leer El ojo de la aguja.


Vasta panorámica de poesía contemporánea en donde se engarzan tradición y modernidad, aladas visiones, ludismos y gracia incisiva. Además de la profunda auscultación tanto externa como interna de la escena nacional vistos desde una dinámica verbal apasionante y enriquecedora de 45 líridas o cronistas de nuestro tiempo, quienes han sido reunidos para mostrar una, cada vez más, eminente tradición literaria de base y arquitectura garcilasista.


Hermosa gesta editorial hilada con un tejido en punto de cruz por el apasionado y fervoroso poeta Jorge Ita Gómez quien ahora, con minucioso y atinado criterio de antologador, nos transporta hacia el meollo de la palabra para deleite y fascinación de vuestra lectoría.


Certero y preciso, El ojo de la aguja os invita pues a ensartar el hilo de la madeja poética...




Antonio Sarmiento.


sábado, 2 de enero de 2010

HOMENAJE A UNA BELLA AMIGA CON PALABRAS PRESTADAS DE UN AMIGO



ROSITA: "Cierro los ojos y estás allí, tan bella como siempre y más ajena que nunca..."



JABÓN DE TOCADOR



Me fascina el aroma que deja impregnado en el aire y mi piel el jabón de tocador Heno de Pravia, cuando me baño en las mañanas beatíficas o nada santas tardes y noches llenas de emoción carentes de retórica. Me trae el aroma sutil y fragancioso del cuerpo desnudo de maja de a cómo ella olía después de darse un refrescante baño hasta el del lirio infinito… Y me piache, decirlo-escribirlo en italiano, francés o en (la punta de) mi propia lengua…


Jorge Ita Gómez



viernes, 1 de enero de 2010

CUÁL MI EXPLICACIÓN


Aunque es una "entelequia" en sí mismo y "per se", el poema no necesita explicación. Diré, sin embargo, que inicio con buen pie, con este primer poema, este nuevo año, siempre a la espera de esperanzadoras buenas nuevas; aunque su temática no es muy alentadora ni esperanzadora que digamos; pues escrito con piedra negra sobre piedra blanca, trata acerca de la fugacidad de la vida y la fragilidad deleznable que resultan a veces las relaciones interpersonales y las tele-comunicaciones tan vitales en el mundo contemporáneo de las altas tecnologías del internet; no obstante ello, en el rubro de la creación que es mi especialidad, este poema titulado MURIÓ MI CELULA(R) Y ESTOY VELÁNDOLO, que comparto con ustedes, marca el inicio y rumbo definido de un nuevo derrotero poético, que nos depara aún mayores fortalezas por venir en los albores de este nuevo año que -repito- inicio con pie derecho y mano firme alzada...


JORGE ITA GÓMEZ,

hoy 1/1/2010, a las 10:30 am.



MI PRIMER POEMA DE ESTE NUEVO AÑO 2010 QUE SE INICIA ESPERANZADOR PARA TODOS




MURIÓ MI CELULA(R)
Y ESTOY VELÁNDOLO


Ya nadie llama
Ni me timbra
Como antes
A cada instante
Insistentemente

A quién diré
¿Alóoo? ahora
Con timidez
Temblante...

Signos vitales
Inestables
Batería baja
Y parpadeo
Intermitente
Es el diagnóstico
Del técnico...









Agonizante
Luciérnaga
Móvil o portátil
Ya sin chip
Y nuevos dígitos

Qué fue de ti
Sin mí, habla:

¿Dónde yo anduve
Y qué haciendo
Todo este tiempo?

Y sin embargo...

Murió mi celular

Y estoy velándolo
Sin ti en el chat.



JORGE ITA GÓMEZ

1/1/2010, 10:31 am.