lunes, 21 de diciembre de 2009

martes, 1 de diciembre de 2009

ODIO A RABIAR EL TIEMPO QUE DURA EL VERANO EN MI PIEL

: Mal que me pese y por la eternidad ya comienza a manifestarse intensamente el calor. Impone playita, cebiche y chelitas al polo y choritos a la chalaca. Qué bochorno y asfixia como de asma en invierno. Odio el verano porque es cruel para mis ojos chinitos y mi piel morena y curtida para las penas, pero amo lo que nos trae como buen mago bajo las mangas sacando como si fueran conejos, palomas de su sombrero de copa para nuestro gozo y deleite: muchachas ligeras de ropas y ricos helados de fresa, chocolate, tutifruti y vainilla... Odio a rabiar el tiempo que dura el verano en mi piel...


Jorge Ita Gómez

MULTIPLICAOS



Soy un convencido de que las mujeres bellas e inteligentes, como por ejemplo mi amiga Verónica Mendoza, símbolo y expresión de la belleza de la mujer venezolana deben repetirse más de una vez en la vida para poblar el planeta y hacer la vida mucho más placentera... "Con esas curvas que parecen carreteras" y medidas de infarto, así toda ella rica y apretadita... ¿no creen camaradas?


Jorge Ita Gómez




CARMEN CITA CHELAS CHELITA CHELA



“Somos cuentos contando cuentos; nada”.

Fernando Pessoa.



-Carmen... Carmen... Carmen...

Se llama Carmen repetía para sí, una y otra vez, con extraordinario deleite sin parar de soñar con los ojos abiertos, hablando en alta voz y mesándose a un tiempo la incipiente y rala barba del bozo; saurio tendido a lo largo del desvencijado sillón, desafiando abierta y cínicamente la marcha impertérrita del tiempo, como un auténtico rufián sin oficio ni beneficio conocido cumplía cabalmente el ritual de lo que él tan bien daba en llamar “la siesta de un fauno socarrón”, en los quintos apurados del edificio en que vivía...

Todo empezó un día, muy temprano por la mañana, en que como de costumbre, a tontas y a locas, salió disparado como un dardo envenenado velozmente rumbo al trabajo, bajando a largos trancos las estrechas escaleras del edificio verde nilo, contiguo al otro, verde botella; con el nudo bohemio de la corbata a medio hacer y un resquicio del último sorbo redentor de café humedeciendo tenuemente sus labios trémulos por el pánico, al ver que las manecillas imantadas del reloj si hasta parecían decirle con sorna: fatal es!, mientras iba de tumbo en tumbo sorteando en la calle el inminente peligro de ser arrollado por un auto, de esos que tienen a un loco de la velocidad al volante.

Efectivamente, Carmen se llamaba aquella frágil jovencita con quien hubiera tanto deseado como no ocurrió estrellarse aparatosamente hasta terminar sin querer queriendo aferrada a ella -o ella a él, en el mejor de los casos, como en un tango: Un malevo- a seis manos como un pulpo y no soltarla hasta entablar una más íntima y estrecha comunión con ella; quien al parecer y a juzgar por los hechos se dirigía también a su centro de labores, desde la primera planta o nivel del edificio en cuestión.

Lucía muy bien vestida de seriecita, no obstante el rojo intenso de su saco sastre; con unos lentecitos que le adicionaban más donosura a su donosura y más aires a sus aires de secretaria ejecutiva decente.Ya en el salón de clase, tomando clara conciencia de su condición de docente, merced a la indisciplina promovida por los alumnos y a la fría sudoración que recorría o del cual era presa todo su ser, intentó inútilmente hilvanar sus ideas: si aplicar dinámica de grupos, Phillips 66, tal o cual cosa, vaya usted a saber o qué sé yo... dejarlos salir al recreo a deshora; pues tenía la mente en blanco y la idea fija puesta en aquella muchacha: Linda bella linda querubín alma de Dios o inquietante musa; osito de felpa luna de otoño manzanita del amor polvo de estrellas media naranja o alma gemela, que le había turbado la mirada y hurtado de por vida el corazón.

- No le atinaba a nada. A nada.


******


No le atinó a nada un buen y largo rato hasta que finalmente y sucedidas milagrosamente una a una las horas fue salvado por el timbre chillón anuncia salida. Él primero que los alumnos o los alumnos primero que él o como fuere, abríanse paso entre el jubileo, trompicones y griterío generalizado, típico distintivo de fin de semana, pugnando por ganarse la puerta y alcanzar los aires de libertad que ya sudaban, se marchaban a sus casas formando un séquito de nubes plomas o cual bandada de juventud nuevaolera a oír algún promocionado concierto de Rock and roll o a espectar con el júbilo enardecido el clásico "U"-Alianza al Estadio Nacional José Díaz.

Atormentado como estaba por esos azares que tiene el destino, sentía ahogarse en un mar de dudas, hasta que al cabo de unos minutos rompió bruscamente el aura azulverdeamarillo del frágil silencio que lo envolvía como un delicado manto protector.

-¡Caramba! -exclamó, asentando certeramente un seco y contundente golpe de puño en la palma abierta de su mano izquierda. Y ahora, qué hago? ¿Qué hago?...Ni idea tenía de cómo hacer para acercarse a ella, hablarle, hacerse amigo o su amante... Sintiéndose acorralado entre la espada y la pared, a punto ya de colapsar en la locura, envilecía sus más nobles sentimientos, urdiendo tretas, maquinando delirantes ardides no exentos de la líbido.

-...¡Pero qué miér...coles me sucede!...-¿Dónde está el pillo que me creí engañado ser en estos menesteres?

-Soy un grandísimo tonto, lo sé. No, no, no! Un imbécil, es lo que soy -decía para sus adentros.Cuando en eso, sintió de pronto entonces en plena calle venírsele como una hemorragia aquellos lejanos versos juveniles inspirados febrilmente por Graciela, Chela, Chelita o Coca, cuyas primeras letras rezan como sigue:


"Tiemblan mis huesos como la gelatina
al querer decirte que te quiero;
mas no sé si deba o no decírtelo,
como es normal, mil cosas temo
y sin decir más nada
quisiera ya decirte que te quiero".



-¿Qué será de ti, mientras pienso ahora en ti, imposible y ya lejano amor de juventud? -con ciertos aires de nostalgia infinita musitaba quedo, muy quedo...

Disipados esos rezagos de reminiscencia inopinados y al no oír respuesta alguna a sus inquisiciones lanzadas imprecatoriamente como bocanadas de humo al cielo, sintió nuevamente hundirse como en un colchón de agua o plumas en el más profundo y absoluto de los silencios, sin saber una vez más qué hacer como un niño tonto; más que tonto, torpe e inútil para tomar decisiones valederas e infalibles, ahí, cuando estas se requieren, inequívocas; dándose de bruces con la realidad inmediata al sentir el trino interrumpido del llavero en la chapa de la puerta, que intentaba, al cabo de mal girar la llave platinada, abrir.


******


Al cabo de algunas semanas volvió a repetirse la misma historia. Y como bien dice la gente: en la repetición está el gusto (o el disgusto) como para volverlo a contar (o no) con pelos y señales.Libre ya del polvo y paja anterior, esta ocasión abrir la puerta significó para mí hacerme una idea de lo que es ingresar, previa agua bendita o de colonia, a una especie de Paraíso Celestial amén de San Pedro o Dios.

No sé si decir gracias suerte patita de conejo parió Paula o milagro al hecho fortuito de tener parada frente a mí a quien tan sólo le faltaba la colita de pescado, soportando la impertinente mirada mía pegada a la suya como chicle porque no se me escape como fideos cabello de ángel entre los dedos. Al menos, no sin antes confesarle esta vez al detalle todo, todo lo que siento, desde la vez primera en que la vi bella bella bella bellísima...

Trémulo por la emoción, con cierto ligero temblor en la voz y sin quitarle la mirada de encima por nada de este mundo, con ademanes que bien correspondían al siglo XVIII, muy cortés y casi entrecortadamente la saludé hecho jirones de afectación por la dicha y la emoción que me embargaba de la cabeza a los pies. No exagero un punto si digo que poco me faltó alfombrar de besos el sucio piso para que ella Su Majestad, la Reina de mi corazón pasara sin pasar del todo por mi lado.

-¡Hola! -le dije, como si ya la conociera de siglos atrás y no de ahora.

Ella a su vez respondió amable, tierna y femeninamente a mis requerimientos, dejando traslucir cierto dejo de nerviosismo y sorpresa, como es natural, por mi acometida audaz e inesperada.

-¡Ah, hola! -me respondió puntual, ya repuesta de la sorpresa inicial.Le volví a sonreir insinuante y coqueto, como quien espera el beso. Ella simplemente sonrió a todas luces, ingenua y transparente, como es; y como no podría ser de este ni de ningún otro modo, qué bah!... Sentí por un momento congelarse mi alma ardiente; luego de un prolongado pero corto silencio ambos sonreímos como si por primera y única vez nos fuera a santo de no sé quién dado ser felices.

Eso fue todo, mucho azar o poca dicha para vivirla en un solo día. Luego vino como por añadidura todo lo demás. Historia sabida de entregarse a la pasión primera: fue mía y me hice suyo en cuerpo y alma para siempre aquella noche buena de luciérnagas apagadas y astros lejanos.

No hubo esta oportunidad la imperiosa necesidad de visitar ningún bar en pos de bebida espirituosa alguna para armarse de valor. Como por arte de magia o encantamiento se abrió para mí (a modo de plumas de pavorreal) el abanico de posibilidades que matinée, vermouth y noche tanto añoré: ahora ella, convertida en mi flamante esposa y amante fiel, espera un niño o niña. Y el hijo mayor, fruto de nuestro más tórrido y apasionado amor, es el Hijo de Nuestras Obras: el cuento que en estas líneas feliz termino(a).



Jorge Ita Gómez

viernes, 13 de noviembre de 2009

REFLEXIÓN EN VOZ ALTA O RÍOS DE AGUA VIVA


Entrañables amigos, hermanos, hoy vuelvo a desplegar mis alas hacia la libertad infinita para conquistar otros cielos, renacido y en permanente olor a poesía, con esta música del alma que elevan los espíritus trasportándonos hacia esferas celestes inimaginadas. Hoy rompo las cadenas de la esclavitud que me ataban a oscuros e inexistentes deleites y vuelvo a la vida, a ustedes, a quienes nunca debí dejar de pertenecer... Por eso mismo, ahora me canto y me celebro a mí mismo como el viejo Walt para encontrarme, amor constante más allá de la muerte, con la Lengua de Miguel de Cervantes Saavedra y don Francisco de Quevedo y Villegas, mi abuelo dinamitero, ambos poetas del Siglo de oro español. Mítico Ave Fénix redimido o blasonado cisne rubendariano... Oh, "Grande es la pérdida de Laura, pues grandes y raras eran sus virtudes", Señor...


Jorge Ita Gómez

jueves, 1 de octubre de 2009

¡FELIZ DÍA DEL PERIODISTA!



“El periodismo, según como se ejerza,
puede ser la más noble de las profesiones
o el más vil de los oficios”.

Luis Miró Quesada.




Hoy 1° de octubre, la prensa de nuestro país está de fiesta y no es para menos, pues muchas son las aguas que han corrido bajo los puentes, como muchas son las batallas libradas cotidianamente por este “Cuarto poder”, que pende como una espada de Damocles ante cualquier tiranía, que pretenda sojuzgar al pueblo y quebrantar la democracia.

Esta celebración se remonta a 1950, cuando los integrantes de la Federación Peruana de Periodistas, realizaban su Primer Congreso Nacional y a cuya instancia del periodista Antenor Escudero Villar se instituyó en el Perú, en el gobierno del general Manuel A. Odría, el 1° de octubre, como Día del Periodismo, en honor al día en que salió a la luz el primer diario del Perú, el “Diario de Lima”, fundado por el visionario hombre de prensa Jaime Bausate y Meza.

La base fundamental de la labor periodística, consagrada en la Constitución, es la libertad de expresión, cuyo fin primordial es investigar, informar, opinar y difundir el pensamiento mediante la palabra oral o escrita o las imágenes por cualquier medio de comunicación social, sin censura ni impedimento alguno. Así es, así ha sido y sigamos haciendo votos porque así siga siendo siempre.

Finalmente, dejando a un lado las celebraciones y el brindis de vida, como Jesucristo, el más grande renovador de la espiritualidad humana de todos los tiempos,
“Mi paz os dejo, mi paz os doy”.




Jorge Ita Gómez




martes, 29 de septiembre de 2009

OPINIONES Y JUICIOS DIVERSOS SOBRE ALIANZA FRANCO-PERUANA EN VERSOS & OTROS POEMAS



ALIANZA FRANCO-PERUANA EN VERSOS & OTROS POEMAS

Cierta vez afirmé que Jorge Ita Gómez era un poeta picaflor. Esa fue la imagen que proyectaba sus dos primeros poemarios y obviamente mostró su vena poética nutrida de diversas fuentes y estilos. Los años poco después han dorado su silencio y pasión, y ahora nos presenta a un poeta maduro, con la aparición de su poemario “Alianza franco-peruana en versos & otros poemas”.

Jorge Ita Gómez es uno de mis discípulos cercanos con quien las tareas intelectuales nos brindaron lecturas y tertulias amenas, empresas editoriales y recitales, y hemos compartido una amistad respetuosa y sin fronteras. Ahora bien, hablemos de su presente libro. El lenguaje poético que ahora nos presenta es la de un joven poeta muy personal. En cada poema hallamos su voz tal que se retrata a sí mismo. En cada caso aparece el poeta lúcido, atento a los aconteceres de la realidad peruana.

Esa realidad poética de Ita Gómez es la proyección de un ser que convive con los “tiempos de vómito y asco”. La piedad de su figura es la biografía de un hombre “tremendamenrte incomprendido”. Dolorosa declaración que descubre su marginalidad en los avatares de su propia vida. Quizá Vallejo o Whitman guían su transcurso, estilo y dicción. Pero asimismo el poeta se torna un cumplidor de lo que ve, palpa, siente y se destina.

Los temas particulares de la poesía de Ita Gómez, son la infancia desvalida y pobre, la bohemia juvenil, su vida amorosa de recurrente agonía y soledad; la familia y su linaje, la hermana confidente, el alumbramiento de un hijo en proyección, el irrefrenable mundo erótico: en la que en múltiples ocasiones se impregna de un lenguaje -arcaico y de jerga juvenil- que asume enriquecido en el entretejido por la práctica de un lenguaje artístico.

Podemos añadir otros temas particulares que el poeta también diseña: el ensueño de los viajes donde a veces “me sueño estar en un país lejano, utópico y brumoso”, dirá: “LIMA-PARÍS-LIMA”. Los poemas como “Ciudadano del mundo”, “Girasoleando”, “Tokapus sensitivo”, “Post Scriptum (John Lennon in memorian)” y “Poética del von voyage”, son los mejores de su libro. En cada caso, el poeta se nutre de un culturalismo insular, anecdótico, amical que rememora sus cosas y hechos, como una especie de proyección cinematográfica y retrospectiva, que sin duda trasluce definidamente su vida, la de sus amigos, lecturas, homenajes y despedidas esenciales.

Jorge Ita Gómez ha escrito uno de sus libros más personales y maduros, tanto que podemos afirmar que “Alianza franco-peruana en versos & otros poemas”, es uno de los libros vitales de la poesía peruana de los ’90. Desde estas líneas aplaudo su voz intransferible y dolorosa, y obviamente su decidido empeño en retratarse de cuerpo entero.

Noviembre del 2001.


César Toro Montalvo.


*****

¡LAUS DEI!

Debo a Dios -¡alabado sea él!-, a mis amadísimos padres y hermanos (que no son pocos), a mis familiares más cercanos al corazón, a los celestes seres que amo tanto; a mi amado y bello país: “Perú, zapato de mi madre”, a la universidad de la vida que me tornó ciudadano del mundo, a mi pasión des-medida por el arte del verso, la música y la pintura, al tiempo que pasé pateando latas desempleado, luego subempleado y empleado otra vez, a la lectura, a las nada cándidas mujeres que amé y perdí, a las que no quisieron amarme y a las que hubiera amado de haberlo querido, a mis alumnos más aprovechados y aun a los menos advertidos entre quienes impartí por años el magisterio de la poesía, a mis inquietudes primero y luego traducidos afanes periodísticos, a mis amigos más queridos, entre ellos, como no, siempre leales e infaltables, el reverendo padre Juan Marcial Tejada Manrique, Gilda Díaz Díaz, Magdalena Columbus Guzmán, Lucio Galarza Villar, Félix Huamán Cabrera, César Toro Montalvo, José Guillermo Vargas Rodríguez, Miguelángel Guzmán, Nelson Ricardo Ramírez, Antonio Sarmiento, Gustavo Armijos, Carlos Zúñiga Segura, Santiago Risso y a mi entrañable hermano periodista Bruno Chumpitaz Chávez, ángeles que me guardan con su dulce compañía y alas protectoras, a todos ellos, repito, de manera muy especial al R.P. Juan M. Tejada M., a mis amadísimos padres Marino Ita Castillo, María Estela Gómez de Paz de Ita y a todos mis hermanos debo la alegría infinita e incomparable de esta “Alianza franco-peruana en versos & otros poemas”.

A decir verdad, este libro se fue gestando de a pocos o por copos como el algodón o una bola de nieve hasta devenir inmenso e incontenible dada sus proporciones, transgrediendo las leyes de la gravedad, y cuyos orígenes más remotos se encuentran en un recital que ofreciéramos con un grupo de amigos en las instalaciones del local de la Alianza Francesa de Lima, cuya fecha exacta ya no guarda mi memoria, pero que sin embargo coinciden en el tiempo y en el espacio, con el viaje de mi entrañable amiga Elevic Patricia a Hamburgo y la por entonces todavía no muy feliz estancia de mi hermana Delia y pequeño sobrino Sergio Manuel en el viejo continente europeo.

Con gran parte o la casi totalidad de poemas que integran la primera sección de este volumen obtuve el Primer Premio de Poesía en los Juegos Florales “Julián Huanay” de la Universidad Nacional del Centro del Perú (Huancayo, 1996). Entregados desde entonces hasta la fecha al sueño de los justos y, libres ya de polvo y paja, en la creencia de la estación y la madurez del fruto en que los dioses tutelares me son propicios, verán la luz hermanados con el primogénito (Fernando Sebastián Begazo Ita: ahora su hermano mayor) de la última de mis hermanas: María Lucía.

El universo poético o las aristas de su creación explora y recoge como todo libro integral la más intrincada amalgama de una serie de elementos yuxtapuestos y/o contrapuestos que van desde la vanguardia pasando por los géneros anfibios, el estilo periodístico y marcados referentes culturales asociados a la música, la pintura y, sobre todo, la literaria y amical; lazos familiares que la hacen particularmente rica, azas diversa y harto compleja en las vertientes que se elige o siguen; dotándolo de un lenguaje sugerente, ambicioso y dialéctico, donde tradición y modernidad se estrechan la mano y besan ambas mejillas posibilitando múltiples lecturas y valorizaciones conceptuales diversas, en tanto y en cuanto procuro fluirlo plena y auténticamente peruana; pues, como reza las letras de la canción: “¡Soy del Perú, señor!”. (Bis). Donde se sufre pero se aprende (Bis).

“Alianza franco-peruana en versos & otros poemas” trasunta, en resumidas cuentas, mi amor y rendida admiración a la cultura, tradición e idiosincracia del pueblo galo en feliz comunión con la peruana; “porque mi país es,/simple, pura e infinitamente es,/y el amor canta y llora, ahora lo comprendo, cuando ha alcanzado lo imposible”. (S.S.B.). Y con sendas palabras prestadas a Pablo Neruda: “Entrego, pues, este libro sin explicarlo más, como si fuera mío y no lo fuera: basta con que pudiera andar solo por el mundo y crecer por su cuenta. Ahora que lo reconozco espero que su sangre furiosa me reconocerá también”.


Jorge Ita Gómez.


sábado, 26 de septiembre de 2009

ALIANZA FRANCO-PERUANA EN VERSOS & OTROS POEMAS

Mi quinto poemario publicado en el 2002, en los tallares gráficos del colegio particular "Nuestra Señora de la Merced", presenta dos partes: "Alianza francesa", que a su vez se subdivide en 'Corazón de lys', 'Ciudadano del mundo', 'Genio em-botella-do' y 'Poética del bon voyage', y "Los iluminados"; que exploran y recogen como todo libro integral marcados refrentes culturales asociados a la música, la pintura y, sobre todo, la literaria y amical, así como mi rendida admiración al pueblo franccés en feliz comunión con la peruana.



SELECCIÓN DE POEMAS DEL LIBRO


ALIANZA FRANCESA


'Corazón de lys'


LIBRE ALBEDRÍO

Estas son, tristeza mía,
Las alegres páginas
De mi alma humana
Arrancadas de golpe
A la Cajita de Música
De mi pecho flaco!...

Este es el caro instante
De mi diario escribir
Lo cotidiano y diáfano
En que nunca me huelgo:

El de mi primera vez
El de mi jamás y de mi siempre
Con que me aferro al GENIO

Estas son, cara mía,
Las invenciones múltiples
De mi mano flaca
Con que se justifica mi vida:

Esta es mi toda POESÍA!


POEMA FAX

Un día de estos, MARLE, ya no me tendrás
Ni siquiera para hacerme sufrir
Ni siquiera para eso
De mí no tendrás ni la menor idea fija
Un día, al despertar, sin el maquillaje
Que te precede 24 horas cada día
Ya no me tendrás para siempre
El que te esperaba horas de horas
Se habrá marchado lejos
Al otro lado del mar
Y ni el eco te sabrá devolver mi voz
Qué inútiles habrán de parecerte entonces
La inoperancia del teléfono
Los mecanismos del Discado Directo Internacional
El número del Apartado Postal en que no existo
Para nada Para nadie
Tus 22 o 33 años bien cumplidos o mal vividos
Todos los 3 de Mayo Cada 24 de Agosto
Con el agua derramada de tu pelo
Precipitándose como negra catarata
Por tu cara pintada de niña bonita
Metida en su pantaloncito Blue Jean
Bien apretado
Como en la foto que me negaste siempre
Yo me habré ido lejos
Al otro lado del mar
Y nadie sabrá que vivo impregnado
En tu alma En tu piel
Como la densa fragancia de uno de tus perfumes Amándote/odiándote/olvidándote/recordándote
En el lunar o el portaligas de otras mujeres
Inyectándote en los ojos
Toda la efervescente embriaguez de París...


MALA TESTA

Tú siempre anduviste con la cabeza caliente
Caliente como en el fuego del infierno
Como en el jueguito aquel de infantes
Hasta gritar: ¡Plancha Quemada!
Ronca de emoción o espanto Bien escondida
A decir verdad, siempre anduviste
Frío... Frío... Tibio... Tibio...
O no muy lejos y segura
De dar en la verdad de mi vida
Y de tocar las campanas del cielo
A ojos cerrados y dos manos
O de tal suerte encontrarte
El “chicotito” hábilmente escondido
Por mis manos en la ardiente cólera
De ofrecerle la otra mejilla
A tu agresivo ademán de bofetada
Ah, mis manos alegres de pintor
Mis tristes manos de mendigo
Mis nobles manos de aprendiz
De oficios y de novicio intonso
Con que recorría excitado por la fiebre
Ordeñadora de dicha en dos chorros de luz
De punta a punta todo tu cuerpo
Corazón de melón Alma de malagua
A decir de tus labios púrpura
Soy un trágico ruiseñor
Que inquieto o nervioso ensaya
Melodías de Charles AZNAVOUR
Y salta cuerdas violentamente
Creando un huracanado viento de plumas
De una rama vieja a otra nueva
Agitando picante sombreroscopaslenguascanes
Desde el trapecio de la luna señorita
Al mismo broncíneo serpientemente enmarañado
Nido de frustraciones más próxima o ya cercana.


TUS PALABRAS O TU VOZ

Tus palabras hienden en el aire
Como la fragancia de uno de tus perfumes
A veces las escucho a la perfección
En la placidez de mi habitación mortecina
Dulces palabras tuyas que deleitan mis oídos
Más que cualquier música
Sean entonces desde estos momentos
La roja miel de tus labios y tu voz ronquita
Ahora y siempre sólo para mí
A la salida del trabajo espérame
Te prometo salir a caminar como hechizados
Por todas las calles de San Isidro y Miraflores
Junto a esos locos y parejas alígeras
Que se besan y se abrazan salvaje y dulcemente
A la luz del día o de la noche el humo
Sin importarles para nada el mundo
Que a sus anchas espaldas dejando van
A cada paso que dan
Saldremos de frente a mirar las vitrinas
De todas las dislocadas galerías
Para comprar si quieres zapatos y vestidos
Comeremos salchipapas y kekitos
Tomaremos Coca-cola al aire libre
Respirando a través de nuestros pulmones
El aire limpio y perfumado de los parques
Hasta transpirar alegría a borbotones
Pero ya deja de estar así conmigo
Pero ya deja de ser así conmigo
Pero ya deja de jugar así conmigo

Cómo puedes decirme en silencio entendido
Necesitamos tiempo para conocernos mejor
“conocerse es el relámpago”.
Anda vamos. Dime algo. Cualquier cosa.
Dame una esperanza rosa en clave Morse
Pero no calles. Manifiéstate de modo alguno
Ya está bueno de rigores soterrados
Aunque sea sácame la lengua
(Siendo para mis oídos tiernos
Tus palabras o tu voz ronquita
Dulces palabras, dulce voz)
Me duele mucho más tu silencio reprimido.


'Ciudadano del mundo'


POST-SCRIPTUM
(JOHN LENNON IN MEMORIAM)

a Nelson Ramírez V-C


Entonces la vida a ninguno de nosotros
Se nos ofrecía placentera;
Sin embargo
Tuve un hermoso sueño para ti
Lejos muy lejos del país de los rascacielos
Soñé para ti Identikit de Kimeras/Azulejos de Cerca
Miguelángel en tanto enredaba poemas
Junto a Gustavo
Ahora tarde que trato de dar respuesta
(Escribiendo largamente) a tu ausencia
Tiembla mi pulso como el de un mendigo
Y se niega al acostumbrado lapicero
Porque de ayer a hoy he vivido
Como de costumbre
Una desesperante soledad sin voces.
Que John Lennon me perdone
Y me perdone Dios
Haber callado así


ANÓNIMO PERUANO

“Tú no eres más que la réplica deslumbrante de mí mismo”.
W.W.


También yo me canto y me celebro a mí mismo,
Viejo Walt. Mi biografía
Es incipiente, bien lo sabes.
Tengo apenas 25 años
Y más reveses que victorias;
Pero creo en Dios
En ti, en mí, como en una flor
Creo en el amor y la pareja
En la ESPERANZA
Mas no en el hombre
Mas sí en el Hombre
Nuevo/Bueno que ha de nacer
Para estos días tan terribles.

(Y me persigno bien en nombre del
Cuantas veces sea necesario
Para librarme de todo mal. Amén).

Mi salud no es como debiera.
También a mí me tocó vivir
Tiempos de vómito y de asco;
Vine a darme en labriego,
Soldado y carpintero. Así y todo
Soy tan feliz como un gordo
De esos que tienen contento el corazón
De tener llena la barriga.

Pero yo nací para el canto
¡Nací Poeta!
Y tú, como que te me adelantaste
Viejo zorro -más sabe el diablo
Por viejo que por diablo, dicen-
Y es verdad, que me ganaste
En escribir esto mismo
Por puesta de mano, como quien dice.
Y nada más. Eso es todo.

Pero eso no quiere decir
De ninguna manera, ¡no señor!,
Que yo me copie de ti.
Yo no me copio. No es mi estilo.
Simplemente escribo lo MÍO,
Lo de mi Lengua
Con todos mis huesos puestos
Desde algún lugar de América,
De un modo que no es el tuyo sino el mío!
Porque te guste o no
Yo soy yo
Tú eres tú
Y mi circunstancia a donde vayas...


CIUDADANO DEL MUNDO

A veces me sueño estar en un país lejano, utópico y brumoso,
Lejano y distinto al que habito consuetudinariamente
Viajando alrededor del mundo en un poema
Siguiendo atento arabescos con la mirada serena
El vuelo rasante de una gaviota chillona
Acariciando la blonda y bruna cabellera del viento
Con mis manos fragantes de leproso contemporáneo
Irradiando lacios y crespos paisajes y potros bellísimos
De reluciente piel como lisas piedras planas expuestas al sol
Veloces y delicados delfines bailoteando en su hábitat natural
Alegres y graciosos suspendidos en el aire sobre su cola de turrón
Grises jabones resbaladizos en el lavabo o la ducha a la hora del baño
Atestados de peces dorados, carpas rayadas y arrecifes de coral
En mares eternamente azules de otros continentes
O en los maravillosos lagos del vecino país del sur
Y pienso en lo que pasaron separados juntos epistolarmente
Milena & Kafka/Marlene & yo/Sergio & tú sin Tito
En los días con nieve en el aeropuerto de Frankfurt y Moscú
Dos gruesas y pesadas gotas de cera debieron ser tus lágrimas
Como los míos sapotes gordos dos saltando a la fuente de agua maga
Que es este papel en blanco en que mi pena te detallo lujoso
Y pienso aun ahora en ti mi hermana En Sergio y Tito
Como en los días de los campos de concentración Nazi
Pienso en el poeta que es Nelson Ramírez V-C en Anaheim-California
En Miguelángel Guzmán & Charito Aída Kanashiro
En Claire y lo que dirá en su flamante libro de poemas
Inquieta ardilla, temblorosa libélula o multicolor mariposa primaveral
Mi amiguito Takeshi y sus ojitos jalados por Yoko Ono

Porque ese que ves en fotos y recortes De periódicos y soy yo siempre profesor
Que va nomás por ahí barbado calzando sandalias franciscanas
Pelolargo, lentes circulares de emoción, Blue Jean gastado
Es un pobre y triste remedo y rendido homenaje
En todos los idiomas del mundo a John, Vallejo, Quevedo y John
A Dante y Chaplín en su Cantinflas
Arguedas, José María, Garcilaso Inka y Machu Picchu

A Humareda, Picasso y Dalí Salvador
Lennon siempre Lennon en la cajita de resonancias
De mi loco y alborotado corazón musical juvenil
Orquestando (IMAGINE) una canción de amor por la paz en el mundo
Bajo la intermitencia mortecina de las luces sicodélicas
De la prodigiosa década de los 60s y 90s todavía
Llorándote en versos de pie quebrado hermana mía
La estridencia de mi malhadada canción Yeyé/Dadá
Guitarra eléctrica oxidada en ristre
Desafiando soñador y Quijote vientos gigantes Molinos fuertes
Lloviznas intempestivas y granizados aerolitos andinos
Poeta Adámico, Ita Gómez Corazón, Jurado peruano Ciudadano del Mundo
Encendiendo estrellas, guirnaldas, fósforos y velas
Happy birthday to you en el claro cielo de tus ojos MALVAS.


GIRASOLEANDO

Como un Vincent Van Gogh nervioso deshojando margaritas
Me quiere-no me quiere/Mequiere-Nomequiere agreste
Sudando frío chorros de luz y tinta seca
Se apresta mi corazón aclimatado a pasar Ticlio
Dejando impregnado para siempre la majestuosidad
Y el resplandor de la nieve en el paisaje
Hasta quemar con ella la niña de mis ojos
Bebiendo en mate burilado el licor de tu ausencia
Tras de tanto & tanto viajar & viajar
Trazando itinerarios caprichosos

Viento golondrino he ido contrariamente a ti
Para dar POP ART en alegres tonos pastel
La alegre luz de mi pensamiento al mundo
Sólo por verte redivivo en un Retablo ayacuchano
Con el agregado postal de que estuve en Ica
Pueblo ondulante de vinos UVAS dunas y arenas
En que Sérvulo Gutiérrez tan callando bellamente su vida pasa
Allí conocí la mágica laguna de la Huacachina
Y sus pocas palmeras centenarias enclavadas
Como un oasis en medio de un febril desierto
He allí encarnando al Diablo de la Tradición
Me vi obligado, al quitármelo, a perder el poncho!
Así conocí sin estar en Samaria a los samaritanos
Dulces celestes luceros guías que animaron mi largo peregrinaje
Haciéndome vivir esos días tan trujillanísimos
Como Pedro por su casa: corazón generoso:
Invitándome a tomar desayuno almuerzo y cena
Adivinándome u olido a lejos el hambre feroz
Cadena pesada que traía arrastrando desde Lima
Hasta estas altas y lejanas tierras de almas buenas
Después los perdí de vista por querer vivir
A mi suerte lo que antes nunca vi ni viví
Desde entonces les voy acortando a cada paso el camino
Con largos poemas de amor sin avenidas retorcidas
Tal el cabello de sus bienamadas hijas mayores
Para que nunca me puedan alcanzar ni tampoco perder
Tan distantes ellos de mí sin sus cartas crisantemas
Declaradas universalmente/universalmente declaradas
Ah, ostracismo de ostracismos arrancado adrede al tiempo
Madreperla de perezas mágicamente nacaradas
Peor es el tener que callárselo todo uno solo
Mejor salirse de la raya imaginaria de los labios para afuera
Y no callar. No callar. Ese es el punto:
Aprender a soldar la palabra a la acción
Como buen herrero de la tierra machacando
El herraje de sus herejías y yerros dulces
En este duro y pesado trajinador prisma de hierro acerado
Que sin medir bien antes mis fuerzas me impone la vida.


TOKAPUS SENSITIVO

Pablo es hoy, el sin reir compadre de siempre, en pleno Siglo XXI:
El mismo que perdió su amarillenta palidez
De tanto trabajar sin huelga De comediante
De peluquero de lo que sea en Santa Cruz-MiraFlores
Mirando la Caja Boba de su azarosa vida austera
El pobre ya no sabe cómo anda mi corazón
Sin su grata compañía de Jesús flagelado
Él ya no viene como antes puntualmente a visitarme
A conversarme de sus asuntos faltos o de los míos
En imprecisas antologías sin animadversión alguna
Viniendo desde sus más tiernos encierros hasta mí
Oliendo a cigarros Puros no fumados
Y a silencio perfumado de amapolas
Para conversarme, convencerme y conversarme otra vez
De sus impresiones Tokapus respecto a la bendita marginación
Que rigurosamente rigen innúmeras anónimas vidas S.A. como la suya
Antipáticas argollas que el humo del cigarro
Va tejiendo en espiral al infinito
En pomposos y rimbombantes ridículos
Diminutos círculos concéntricos de escasos mms. de diámetro ¡JA!
Rodeado positivamente de negativos
Arcángeles ocasionales fotolitos y permanente soledad
Siempre tímido y metido con/sin mandil beige
Exorcisando la prosa que no rige sus demonios interiores
En un cuartito rojamente iluminado a oscuras:
Benigno laboratorio infernal y radioactivo
En forma tamaño y color azul de corazón
Poeta fotógrafo o fotógrafo de la poesía en que vive sempiterno
Estúpidas agripadas narices oranges Crush respingadas!
Ya está bueno de tanta miopía y barata pirata tontería
Él ya no viene a visitarme ni a establecerse en mi alma
Ancashina con todo su negocio MADE IN Huancavelica
¡Jesús, María y José, qué descuido de su parte!
Y qué discurso tremendo de la mía Ahora
Habrá perdido entre su tartamudez y su prisa
Que lo demoran en llegar a sus famosas citas con la nada
Mi Tarjeta de Visita mojada por la lluvia negra de palabras
Que anoto afanoso cuando no encuentro a quien busco
Como aguja en un pajar tiempo A que no lo veo
Qué será de su vida ahora que imaginariamente no le palpo
A la diestra de nuestro poeta preferido Olger Orlando grandE
Qué será de la mía mañana más tarde cuando pase de moda
El Compact Disc y el sonido digital de la telefonía celular
Pobre mi amigo Pablo: olvidado se le ve más pálido
Cada que le recuerdo le hablo a solas
Como un loco extraviado en una mañana azul de primavera y poesía.


MÍSTICA

Relinchando como un caballo desbocado
O como el trueno dices que me encuentro
Hermana menor mía porque me duelo y me conduelo
De ver un hombre semidormido en la acera
Abrigado con periódicos sobre gruesos cartones
Y no sé qué otros cachivaches a su alcance
Haciendo la más total displicencia de autómatas viandantes
¡Verdaderos desadaptados sociales!
Como si a ellos también no les fuera a pasar todo esto

A estas alturas de estratégicos desamparos
Dios mío, nuestro, de cada día
Dónde y qué haciendo estás? Grito/grito
Grito furioso y mi grito se confunde
Con el sonido que emite el pito inepto
Del Guardia Civil de Tránsito apostado entre su esquina
Y la incivil muchedumbre como un poste
Mientras los niños iguales en la Plaza San Martín
Dopados ángeles mugrosos desprovistos de alas Padres
Acurrucados entre las ancas del caballo del Libertador
Porque no los vean son buscados como en una feroz cacería
Ellos sólo tienen el manto negro de la negra noche
Para cubrir su trágica laceria
Herida mortalmente de orfandad

Todo esto se ve no en el cine hermana
Ni en rojas borracheras con diablos azules
Se ve en la vida real
En blanco y negro y a todo color

Relinchando como un caballo desbocado
O como un trencito eléctrico a pilas y control remoto
Dices que me encuentro hermana mía menor
Porque no le encuentro asilo/seguro de vida
Al hipo menor de un beodo
Cualesquiera sea su filiación y su fe
Y que eso de andar hurgando en harapo ajeno
Sudando a chorros ocultos deseos infinitos
De querer matrimoniarme con francesitas solamente
No está pero nada bien!
Y sí, relincho todavía más, como no,
Como potro sin domar
Cuando el Clan de los MENDOZA NÚÑEZ
No comprende mis prístinos quereres
Sumados, multiplicados y divididos de Poeta
En libres albedríos y alegres misereres...

Si tú hermana mía te dispusieras a pensar
Nada más por un ratito
En el pajarito que tiembla de frío en el árbol
O en el perro que se orina de miedo en la calle
En vez de pedirme que te compre esto
Aquello y lo otro también, pedigüeña
Qué bonito comprenderías lo que te pinto
Quizás y para remate ya ni te quejaras
Con tu cara de rocoto picante
Cuando te compran la ropa
Que no es de tu acomodo
¿Di, hermanita?


PLÁTICA PLACENTERA

-Mamita, ¿de dónde vienen los bebitos?
-La cigüeña los trae de parís hijito.


Sentado al borde de nuestra vieja cama

Contemplo detenidamente
El paisaje de mujer que tengo
Entrando en su 5to. mes.
Y la miro allí “realisadíiisima”...

Cuánto amor hay albergado ¡y cómo!
En la redondez por reventar de su vientre.
Me paro, la miro y la mido maquinalmente;
Después la llamo con disimulo
Para decirle feliz y complacido:
“Mujer mía, has crecido en amor
Y ganádote el Premio Nobel de mi Cariño”...
Para que ella comprenda lo niño
Que yo sé ser también cuando la engrío...

Y converso con el hijo que voy a tener
De la inflación/de la explosión demográfica
Del alumbrado público y la baja policía
De la plusvalía/de las cuentas por pagar
De lo tan mal que estamos...
En fin
De lo caro que resulta vivir
O morirse en estos tiempos,
A través del cordón umbilical
Que le ata más y más a su madre;
Y esto me resulta (lógico) más económico
Que comprar RIN o hablarle por teléfono!

Yo le haré saber cuando nos venga
Que en el pueblo en que yo nací
Le esperan una vaca y un burro;
Y le enseñaré a mar por igual
A los hombres y a los animales,
La luna/el mar/la luz/el canto
Espectacular del gallo y el buen
Arte de saber hacernos necesarios!
Ha de saber a tiempo todo lo de su tiempo
Ha de saber, por ejemplo, que...
No con canciones de cuna nos dormimos
Sino con toques de queda
Y a palos nos acuestan y levantan
Nuestras policíacas obligaciones!

Él, es claro, todavía no habla
Me dirán, sin temor a equivocarse. Y
Es cierto. Pero ya siento cómo me contesta
A través de las “pataditas”
Que pega dentro del bolso de su madre.

Mi pequeño/mi bebé/si nace hombrecito
Lo bautizaré poéticamente
(Quintín L. Gómez) como mi abuelo
O le pondré el nombre de algún
Apóstol Redentor;
Si es mujer la llamaré TRILCE como a su madre.
Ay, nada más espérense a que venga...
Ya lo verán...

Así de este tamañote será mi hijo! Pero
Y ¿si es mujer?
Bueno, qué importancia tienen eso ahora.

Importe más que, ya varona o varón,
Y desde mucho antes de nacer
Mi pequeño/mi bebé
Como si adivinara a lo que viene
Ya sabe, tan pequeñito(a), patalear!

'Genio em-botella-do'

jueves, 13 de agosto de 2009

OPINIONES Y JUICIOS DIVERSOS SOBRE POEMAS CIFRADOS EN ALGODÓN CON SANGRE



La poesía de Ita Gómez está sostenida por un lenguaje sencillo cruzado por hábiles quiebres del lenguaje popular que sirven para expresar mejor el bullicio, la alegría y las desazones de la gente del pueblo. En otros momentos se vuelve más intimista y entonces perfila mejor el itinerario vital de una travesía marcada por la solidaridad y el autoexilio y, aun, por el dolor y el recuerdo del hermano amado. Siempre hay en su palabra un elemento intermedio (el ansia, el vino, el amor) que le sirve de apoyo e impulso para expresarse poéticamente. En esta necesidad de afirmarse en algo o en alguien para asentarse poéticamente no utiliza la confrontación directa sino la velada, aquélla capaz de controlar la realidad mediante una personalidad literaria vital, fuerte y suave a la vez cruzada por esa "lenta claridad (lo poético) de tempestad (la realidad) en calma". La dialéctica de su voz se hunde en la "otredad" para posesionarse de sí mismo y dar una visión más cabal de lo que desea testimoniar. Hay en general una aproximación a los estados de exacerbación del subconsciente y a un deseo de usar el cuerpo como vehículo de la experiencia poética a fin de sumergirse en en esos espacios interiores, inabarcables. Su rastro autobiográfico lo asedia, así, permanentemente. En buena parte de sus textos hay un hábil aprovechamiento, lúdico, de los aspectos gráficos y polisémicos de la palabra, extendido hasta los caligramas. Por otro lado, al ensayar el haikú -en donde observamos ludismo caligramático y semántico de las palabras y una ironía amable- el pequeño poema se convierte en un espacio para la invención, la travesura, el ingenio, y la polisemia: "Nadie me gana/Cuando cojo manco mudo/Pluma o espada".


MANUEL PANTIGOSO


*****


POEMAS CIFRADOS EN ALGODÓN CON SANGRE DE JORGE ITA GÓMEZ



Espectros de manes, de súcubos y duendes traviesos, duendes familiares, esos que utilizaban nuestras abuelas para darnos miedo, pululan, serpentean, se yerguen brusca y escamosamente como cobras azuzadas por la punta de un palo muy largo…

Aparte del amor a la tribu, al clan, al ácido genético –o tal vez con ellos– otros reptiles se inmiscuyen y contribuyen al veneno de las familias; en cuanto a las cobras, que son ciegas, que no saben la distancia que les separa del tierno agresor, que bailan al son de la flauta del poeta-fakir, dudan, no pasan al ataque, miran la punta del palo o fierro que las mantiene a distancia…

El poeta celebra con sus propios hierros, que son las palabras, la salud del hermano que ha escapado de la muerte, dice que la sangre es tinta roja, pero dicha sangre será expuesta al viento, a la nada, sólo abocada al recuerdo y galvanizada con palabras.

Geográficamente, el espacio del verso evoluciona en un espacio poético-referencial turbio y claro a la vez, en una atmósfera de hospital cargada de viento y de aire. Al enunciarlo de esta manera, el poeta, celebrando la salud recobrada del hermano, se festeja a sí mismo; se adhiere como una hormona terca a la noción de familia, siente los sufrimientos del hermano como suyos, tartamudea con asonancias, latinismos y anglicismos, vuelve con brío al monólogo interior. El lenguaje utilizado farfulla y se deconstruye.

Ita Gómez hace arrodillarse las pérfidas palabras a la mala, con fuete, con espuelas y escupitajos. Y de pronto surge el santo que le pide cuentas a la eternidad, es decir al reloj, encarnación mecánica de ésta. Se fija en la belleza de las cosas, en las siluetas, en lo que sea, pero sabemos que las desdeña de manera ambigua. Ramalazos de luz solar: el poeta recuerda las noches oscuras del alma, transita incansable por los pasillos del hospital, escruta las batas blancas de doctores y enfermeros, y vallejianamente se dirige al hermano deseándole salud, lo único que vale en esta vida precaria…

Estamos en Chimbote donde el hermano acostado combate con el dragón de la muerte… Se alude a la pestilencia (¿relente de cadáveres, de basurales, de barrios marginales?) mezclada al agua oceánica que redime de la pestilencia, y dice: “A muchas leguas de aquí / Apesta a pescado podrido” . Luego, habla de otras cosas, pero todas sucumben ante el poder primordial del sexo. Delirios místicos, distorsiones verbales y sueños se intercalan con balbuceos líricos y telón de fondo de canciones.

Hay muchos registros que se superponen en la poesía de Jorge Ita Gómez, referencias geográficas y poéticas, Fray Luis de León se codea con un vals criollo, computadoras y cigarrillos. Luego, agradablemente, desconcierta al lector con caligramas y puestas en escenas tipográficas respirando bien, con poesía. Corresponde al lector sentir la carga lírica.


Miguel Rodríguez Liñán.

Marsella, Francia, 26 de mayo del 2002





POEMAS CIFRADOS EN ALGODÓN CON SANGRE

Mi cuarto poemario publicado en el 2002, en el fondo Editorial de la Universidad Inca Garcilaso de la Vega, libro vertebrado en tres secciones: "Sala de emergencia", "Sala de star... (en silencio escribiendo)" y "De alta" (o baja), iniciado en la sala de un hospital en Chimbote y culminado en Lima; operando con habilidad de cirujano poemas sentidos del alma desde el celeste paraíso de enfermarse.





SELECCIÓN DE POEMAS DEL LIBRO


SALA DE EMERGENCIA


I

Laderas del Norte s/n
Yo no le puse el nombre
A esa bendita calle
Sobreponiéndome al vértigo
De la abrumadora distancia
Y a los “dolores del parto”
Desfalleciente máquina
El poeta, humanito de Dios,
Apenas concibió el poema
En la Sala de Emergencias
De un Hospital del Norte


II

Y verte de pronto tirado en la dura cama
De un hospital en Chimbote City
Me produjo -oh error de errores- horrores!
Desasosiego tremendo de penar profundis
Al verte todo magullado, luciendo
(Cabeza rapada) un nuevo look
¡Qué injusta la vida en este punto!
Para con quien no merece ni mucho menos
Ser tocado con la pluma de un ángel
O la delicada pelusa agamuzada del santo


III

No sé qué es más patético
Monótono o tedioso
En esta sala de ambiente hospitalario
Si el ruido que no causa Dios
El obcecado zumbido enloquecedor
De zancudos, relojes y moscas
En vuelo rasante por mi oreja, frente y nariz
O la cara de enfermera silenciosa
Que por donde va lleva y trae
A/b/s/t/r/a/í/d/a mi tía
Como beata en mes morado


IV

Jeringas hipodérmicas/Estetoscopio
Tijeras... Pinzas... Algodón...
Suero, sueño, y más suero
Antes de caer totalmente rendido
Y ser pasado a la Sala de Cirugía
Como un sombi en trance
Pura Química he mirado
De la cabeza a los pies
Todo mi organismo en partes
Mi humanidad más impía o devota
La vida y la muerte juntas
Tic-tac Tica-tac Tic-tac
Pendiendo de un delicado hilo
O tela de araña el milagro de Dios


V

La forma de un cierre pequeño
Le ha dejado de saldo
La intervención quirúrgica
Practicado en su frente
Horrorizado el paciente
Ha roto todos los espejos de la sala
Y toda relación sentimental
-Hasta nuevo aviso-
Con eticosas jovencitas light
De bien delineadas siluetas
Tampoco tampoco esto último
Es para menos o tanto
Cuando la belleza está o va
Inmarcesible muy dentro de uno


VI

El haz de luz que filtra la ventana
Empaña la retina de mis ojos
E ilumina hasta el más apartado
Rincón a oscuras de mi alma trémula
Al punto que me parece haber visto
Por los pasillos de la Sala de Cirugía
O los frescos corredores del jardín
Como un buen enferm(er)o
Vestido todo de blanco a Dios
Sufrir atribulado lo de su creación


VII

Bueno con “B” de BASA
El doctor y su aséptico
Juramento hipocrático:
Devolvernos la salud
Salvándonos la vida
A cómo dé lugar
En este mar que es el morir
Bisturí en mano
Mandil blanco
Ojo clínico zahorí
Pasa por ángel bueno
Con aires de Richard Kimble
El Fugitivo doctor(cito)


VIII

Te hablo ahora
Como se habla a un amigo
O a un hermano menor
Y no a un paciente
Sin trampa ni trucos
Eso que otros Mentiras
piadosas llaman...
Con el corazón en la mano
O las manos en el corazón
En este mes jubilar
De la rojiblanca patria
¡Sí, juro! Por la salud
De los enfermos o la libertad
De los que injustamente
La perdieron, recobrarás
La salud, hermano!


IX

Toda la norteña ciudad de Chimbote
Sufre sempiternamente de un mal
Olor Rara enfermedad Sin cura
Capital del acero y de la pesca
Hasta la nocturna brisa del mar
Por obra y gracia del viento
A muchas leguas de aquí
Apesta a pescado podrido
Ya no sé si a clorofila, alga marina
O parte íntima de mujer
Y es el tiempo en que más dinero hay
Y esto por las noches es más grave
Todavía Oiga-huela-vea-bien-usted


X

Y los mal más acompasados
Desesperados besos, rezos
Y versos del acompañante fiel
Conjurado tan grave peligro
En hartísimas noches en vela
-Gracias Señor de los Milagros-
A modo de Historias Clínicas
(“Pancho”-Francisco Enrique,
Ingeniero Mecánico de la UNI
Y etcétera etcétera etcétera”...)
Fueron a buen recaudo escritos
Minuciosa-mente en el Cafetín


XI

He soñado unos ojos mirándome.
Son los ojos de tu ausencia,
Enfermera del alma,
Mirándome a la distancia
Ligeramente rasgados
Por los buenos vientos del amor
Como los de Yoko Ono
O la cantante mexicana Ana Gabriel
En el video clip: Amigos
Simplemente amigos
Y nada más...


XII

Mi corazón: cántaro o pájaro salvaje
En la bendita arcilla de tus manos
Se cuece y contenta ennoblecido
Por el duro golpe de los años
Que a la muerte me acerca
Y de ella por ti me aleja:
Linda Bella Linda / Querubín
Alma de Dios o Inquietante Musa;
Osito de felpa / Luna de otoño
Manzanita del amor / Polvo de estrellas
Media naranja o Alma gemela: Aymé


XIII

Las cuitas de amor también
Me las pasé matalascallando
En el interín de la Cafetería del IPSS...
Nunca sabré cuál era su nombre
Ni dónde vive, mas moriré llamándola
Como en el poema del poeta Parra
Con el celeste nombre de María
Que es también el de mi madre
Y el de una de mis hermanas
Por esos azares que tiene el destino
Y no por simple capricho de poeta


XIV

Lima está sola sin mí me miento.
Por carreteras mojadas del norte
A los acordes del sonero Willie Colón:
“No tiene talento pero es muy buenamoza”...
“Tiene un trasero que causa sensación”...
De esa famosa joven melancólica
No recuerdo ni el nombre que tenía
Es la distancia obrando a favor del olvido
Vida para morirla/Muerte para vivirla
Estoy ansiando... Ah, felicidad,
Ya nunca más serás conmigo...


XV

O sea flaca --patita-- qué te digo
De lo que va a la f(l)echa
He vivido al modo de un turista
Sintiéndome extranjero caracol
Camarón con cola en mi propio país
Contemplando imperturbable
Como detenido un momento en el tiempo
El polen de los helicópteros
El mar abierto en calma
La flota de barcos procurándose
El regalo de plata del mar
Desde el malecón -vista al mar-
Recogiendo para mí tus pasos
Estrellas de mar difuminados
Todo Pardo/Meiggs/Alfonso Ugarte
Signado con un numerito cualquiera
En tu más reciente libro de poemas


XVI

Por carreteras mojadas del norte a Lima
A los acordes de Willie Colón:
No tiene talento pero es muy buenamoza...
Tiene un trasero que causa sensación...
Rápido corre el autobús
Como una flecha disparada
Al obscuro azul infinito
Dejando de lado bellos (sin duda)
Encontrados desoladores paisajes
Atrás: dunas, lagartijas, espinas clavadas
Y un gran amor en su paradero final...
Rápido corre el bus Lima-Chimbote-Lima


XVII

“Dos autos que venían a excesiva velocidad
En sentido contrario uno del otro
Se estrellaron aparatosamente
A la altura del Serpentín de Pasamayo...
-Da cuenta un avance informativo.
Hechos lamentables como estos
Me traen consigo a la mente
Todo lo ocurrido a mi hermano
Por eso a mí también como a César
En vida los famosos cóndores
Y a ti la fe de (er)ratas en tus libros
Me friegan los malos recuerdos de Coishco


XVIII

Decir Todos los caminos conducen a Roma
Es un lugar común. Ahora bien,
Entre tanto caos vehicular
Por la avenida La Marina
Y el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez
6:00 p.m. --38ºC-- Hora Punta
Novia radiante Anillo
Taxi amarillo/Vía dolorosa
O rosa de los vientos
Por mejor decir
Dime pero
Para no perderme
En y esta (im)puntual cita a ciegas
Cómo hago a tiempo para llegar a tu casa?


XIX

Es una verdadera lástima
No poder como el caracol más tierno
Llevar a cuestas nuestro lar
A toda hora por doquier:
Encender la computadora
O un cigarrillo crepuscular
A la luz de la imaginación
Oir radio Ver televisión
Poder descorchar derrepente
Una rabilarga botella de buen vino
Calzarme los nobles anteojos
Y sentarme a brindar y a escribir
Como todo ermitaño o buen sabio
Tiempos de vals y versos mejores


XX

Agradecido el milagro al santo
Por la no derr-amada sangre
Y vuelto todo a la normalidad
Decirte con palabras solemnes
Por teléfono, en poemas o cartas:
“Esto es lo más alto que he llegado”,
Como tú a mí de noche un día
El sicodélico Parque del Amor
Frente al vasto mar de Mira-flores
Tras tu anunciado y no deseado
Viaje de retorno a Hamburgo
Con el corazón contento
Te llevé a contemplar en pago:
El mirador del Cerro San Cristóbal.


SALA DE STAR... (en silencio escribiendo)


***

Cuando reina el silencio
Mi soledad se hace mayor
Y nace en mí el poeta


***

Todo tu cuerpo
Vitrina es de mirar sin tocar
En Scala Gigante


***

Eres otra de tantas
Pero de entre todas
La más bella eres


***

Cuánto te quise
Y no te lo dije:
Demasiado tarde ahora todo


***

Dichosos los ojos
Que te ven sin ser vistos
Detrás de su cristal


***

En la distancia
Acrecientan incontenibles
Amor y dolor


***

En vez de dormir
Lo que nunca nadie
Por vos: escribo


***

Ah, noche... Ah, luna...
Quién fuera poeta
Para cantar tus beldades


***

Li-Po, Omar Jayyam & yo
Cucarachas volteadas patasarriba
Los tres después del festín


***

Viajando estoy
De Pe() a Pa(rís)
Por las rutas del poema


***

Ay, corazón,
as la impresión de ser
Malogrado reloj


***

La mar lene
Desplegando sus pliegues
Gana la orilla


***

¡Vale un Perú
El gastado oro largo
De tu pelo’e choclo!


***

¡Cierra la puerta!
No estoy para nadie
Más Eternidad


***

Callas...
Y hasta cuando callas
Más dices


***

Inmortal flor mía
Mi amor escrito te dejo
En estos versículos


***

Bien aprendí
El arte de decir mucho
En palabras pocas


***

Minuciosa-
Mente escribe versos
Dedos en el aire


***

Miliquinientas
Ni tanto ni tan poco
Veces es-cogida


***

Aún se estila
(Listón de regalo del Autor)
Firmar autógrafos


***

El sol, la luna
Descomunales aros
De novios idos


***

Como la araña
Teje y desteje sus versos
Alocada mano


***

Ebrio de dicha
Dedos sobre el teclado
Ensayo mejor


***

Nadie me gana
Cuando cojo manco mudo
Pluma o espada


***

Tengo corazón
De poeta e in-Genio
A flor de piel


***

Me cortaron la dicha
Así como se corta
El agua o la luz!


***

Frente al espejo
Horas de horas más
Mil besos ensayo


***

Más que seguro
(Enfermo, enfermeras)
Es un Hospital!


***

Hay quienes se creen
El ombligo del mundo
Menos tú: Humildad


***

De (verde) verte
Con otro amada mía
Vendrás a verme?


***

Junto palabras
Tanto más de noche
Que en el día


***

Originalidad:
Calco-manía
Mía de escribir


***

Huesos y versos:
Caro legado mío
A la posteridad


***

Solo amigo
Con quien bien (con) verso
A solas: Dios


***

Con ansia suicida
Quisiera beberme la noche
De un solo trago


***

Tú eres la vaina
Y yo la espada
Incandescente


***

Aroma de lis
Cuando estás en sexo
Aspiro de ti


***

Agua que miro
En suspiro convertido
Se vuelve a mí


***

Con un lirio
O un libro en las manos
Feliz moriré


***

Lenta claridad
De tempestad en calma:
Mi escritura


***

Tanto tanteo
Invento dudo jadeo
Luego existo


***

Nunca cesarán
De crecerle las alas
Viento mensajero


***

Morir tan bien
Es un artilugio
Que se aprende


***

He de-te-ni-do
Mi escritura azul
En el tiempo: hoy


***

Trozos de vida
Estos trazos del alma
(Versos im-presos)


***

La poesía
Es tanto o más celosa
Que una mujer


***

Queda demostrado entonces
Lo infiel que me has sido
Mientras yo pensaba en otra


***

Mentalmente escribo
Con los labios o los dedos
Poemas de nunca acabar


***

Teóricamente, amo
Mucho a mis padres
Prácticamente, nada


***

Cuenta, no te olvides,
Que la verdadera fidelidad
Vestida está de perro


***

Todos los poetas son santos
E irán al cielo
Menos yo: Porque no creo


***

DE ALTA (o de baja)


ALTA

Nuestra única salud es la enfermedad
Dado de alta de un momento a otro
Con el semblante casi des-encajado
En pleno uso de mis facultades mentales
Con asomos de valor y bajo de fondos
Repito y hago enteramente mío lo dicho
En primera y última instancia por Eliot:
La tierra entera es nuestro hospital


EFIGIE

Pareciera que alguien jugara
A no dar conmigo siempre
Me siento lejano y distinto
Empapado de cuerpo entero
De una soledad absurda, inexplicable
En este celeste Paraíso de enfermarse
Pareciera que alguien jugara
Conmigo esta tarde innumerable
En que me siento niño extraviado
Caricatura de hombre desdibujado
Para mi mal andanza, un pobre
Diablo que no tiene siquiera
Con quien con-versar o reirse
De las horas más huecas
En que ya caen todas las sombras
En el alma más im-pía o devota


LIGERA RE-CAÍDA

Esta tarde como que se ha vestido bien
Mi voluntad la piel del (dur)asno
Cuando en realidad solamente es
Una vieja costumbre del viento esta
Dolorosa efigie que se alza imponente
Sobre las ruinas de mi propio cariño
¡No! No estoy enfermo para tranquilidad tuya
Pero te cuento corto que cuando llueve
Intensamente como ha llovido hoy
Y no hallo a nadie a mi alrededor
A quien poderle decir de buen grado:
Hermano, sabes, “te quiero mucho” o
Simplemente “está lloviendo de nuevo”
Me siento, créeme, triste, muy triste...
Como Un ladrillo en la pared (Pink Floyd)


EL IM(EX)PACIENTE

Convaleciente en casa: ya sin muletas
Ni visita de parientes venidos de lejos
En solitaria “charla de café” con fines
Buenos y sumamente interesantísimos
Respecto del delicado y fino arte sano
De operar del poeta y el buen cirujano
Reflexiono en torno al afamadísimo
Discurso del célebre poeta francés
Paul Valéry evocando a un tiempo
Mi columna de Partenón derrumbado
A manos de un negligente matasanos
Y pido por mi bien y por la alegría
De cuantos viven brindándome cariño:
Ángel de la Guarda, dulce compañía,
No me desampares ni de noche ni de día
Que tu ausencia dañino es para mi salud


NOTICIA EL AUTOR

Doné hasta mi sangre y ya no tengo
Ni un céntimo en el bolsillo que dar
Quizás ha sido porque nunca tuve
Ni tengo aun ahora si no un auto
Cuando menos una moto “chancrosa”
Donde dar rienda suelta mi dislocada
Imaginación o sofrenar en algo
Los temibles embates del stress...
Pertenezco por gracia y ventura
De padre, señor, mío, XtoJesús,
A esa raza sentimental y lírica
Paridora de versos y criadora de niños


FRANCA MEJORÍA

Esta mañana resplandeciente, Doc.,
He amanecido mejor de lo esperado
Sin fiebre alta ni dolores punzantes
En el costado izquierdo de la ternura
Acomodando estoy mis desengaños y el rosado
de llaga de mis falsos trajines.
(Va(l)le Vallejo.) Entre tanto tonto
Bueno para nada Judaspatascalatas
Una calma suave de Limbo rodea
Mi argentada aureola de ser sano:
Serena mi actitud y firme el pulso
Presto a la escritura semi-automática
Induciéndome a decir más que seguro
Mejor imposible “Ni escarbando la tierra”
Como solía repetir mi sabia abuela Estela
Aquienhoyporhoy/porlossiglosdelossiglos
Dios tenga en su Sta. Gloria. Amén!


FIGURACIONES

Tras de esa puerta no se esconde nadie
Sólo se vislumbra la oscuridad
Y el vecino silencio de siempre
Y, por cierto, una gran ventana
Que si no da hoy hacia la calle
Dará mañana al mágico cielo santo
¡Son puras figuraciones tuyas!
Tras de esa puerta nada ni nadie se esconde
Así es el pánico a la nada
Así está tu terror vestido!
Es tan sólo el teléfono que suena
Suena y resuena: ring... ring... ring...
Después se sobreentiende (lógicamente)
Tres minutos de concierto en silencio
Sostenido reemplaza a tus palabras
Aplacando toda clase de iras y mentiras
Desatadas cual seuda “camisa de fuerza”


CARNE DE TENTACIÓN

Como latas de cerveza vacías y colillas
de cigarrillos apagados, han sido mis días.
Pasados todos y aún en mí presentes
Difícil trabajo se me hace (sobre)todo
Sobreviivir a tanta peste y desierto andado
A pie cuarenta días con sus noches
Tentado por los demonios de la carne
Moisés apoyado en su báculo de fresno
Callado camino a las tierras de Canaán
A con-celebrar afanoso mis esponsales
En este año del Señor, que en edad estoy


LA SERIE ROSA

Ni una hebra de cabello dorado
Se encuentra en horas del día
De la fauna femenina nocturna
Que pulula por la avenida Arequipa
Sólo a partir de la medianoche
Empiezan a llegar en autos lujosos
Patitas torcidos por el vino
Y arañadas arañas sicodélicas
Entonces hasta el propio gusano
De seda abandona el capullo
Haciendo lo propio: posar sin cesar
Para el sexo de los hombres
(De-Generación Actual)
Y es por obra y (des)gracia
De ELLAS que la avenida Arequipa
A estas alturas de la noche
Es un campo de batallas o amancaes
En el que mal te aman o bien caes


CONFESIONES DE UN PURA SANGRE

Para serte franco, franco
Todavía vivo avergonzado
Por mi facha de caballo despeinado
Tras andar triscando rosas
Cuando no cándidas margaritas
Regalando cajitas de música
Por amenos paraísos artificiales...
Y cuando ya casi casi
A metro y medio de alcanzar el cielo
Alada ballena varada en tierra
O enorme pájaro de acero
Vide cómo pesadamente emprendía
Raudo vuelo allende los mares
Sin prima, es cierto, ni regalías
Me ganó el viento la carrera
Y luxada mi patita izquierda
En vano intento de acortar distancias
Cuelgan mis belfos de la pena al suelo


SOPLO VITAL

El tiempo cura sin sotana mil heridas
Ayuda sobretodo a olvidar viejos rencores
Manchas de lavar imposibles amores
Cicatrices del alma y demás pertrechos
¡Bendita hambre y sed de sanación!
A la sola imposición de las manos
Palma con palma llenas de esperanza y fe
(Sea hecha tu caridad también en mí Señor)
Con sumo y dulce cuidado pastoral
Como antaño en Santa Misa dominical
Tiempo al tiempo que todo lo cicatriza
Como el polen milagrero de los pétalos
Secos de una perfumada rosa sin espina
Al oído me dirás supino susurro indiscreto
Que arrastra el viento sin rumbo cierto


INSTANT ARTIST

Camino a casa me sobreviene
En plena calle una hemorragia:
Lluvia de ideas con los ojos cerrados
Me vienen citas notables a-pelo
Al arte collage para dar POP ART
En diminutas lucecitas intermitentes
A modo de estrellitas azules y rojas
E inicio nocturnando mi oficio demiurgo
Todo un editor de esos que usan mameluco
Color beige y afinan sus bigotitos
De director de colegio nocturno
Artista o Don en crisis permanente
Y exenta de bridas y riendas polendas
Voluntad e imaginación ilimitados
Declaro bajo juramento tomar
De todo lo que me viene un poco
Porque todo se presta al arte(F)acto
De crear heroicamente de la nada
Todo un UNI(co)VERSO plástico


CANCIÓN DEL MIGRANTE

Habito urgente el país de la esperanza
No obstante esta desesperanza endémica
Que a todos alcanza, besa y abraza
Perú: país posible, el mío, es cierto,
Que es también tuyo, el de todos...
¡Chicle-caramelo-cigarrillos señor(ita)!
Es el flamante ton y son de mi pregón
Desde que perdí la chamba de profe
En aquel cole... (A la Molina no voy más...)
Mal de mi grado todas las noches
Como cada mañana salgo a ganarle
Las calles al verano más ardio lechero
De sol a sol en cada ice-crean
Derretido que me llevo a la boca
Cuando baja como marea es la venta


OFICIO DE SOBREVIVIENTE

Quien no tiene trabajo seguro aquí
Se lo procura o inventa haciendo algo
Hay que ganarse la vida como sea
Vendiendo periódicos Papas fritas
Trago corto Cortinas viejas largas
Pre-bendas curitas Agua Bendita
Pan con pan Miel sin (hor)miga(s)
Palos, anticuchos: De lo que sea
Haciendo (de tripas corazón)
Algo: de... qué sé yo... choro Hippie
Peluquero, comediante, bien así
Cada quien y como mejor pueda
Solemos ganarnos la muerte nuestra
Noche tras-noche Día a día
Con el sudor de nuestra propia vida


POEMA MÍO AL CID LUCIO GALARZA VILLAR:
ILUSTRE DEFENSOR DE LAS CAUSAS JUSTAS

Doctor usted tan bien como Dios escribe derecho
sobre renglones torcidos, y con letra gótica
Por amor a nuestra Señora Dulcinea del Toboso
Y de sabe de “Pe a Pa” la Historia
Universal de la Infamia en Burgos
El celeste cuerpo de la Ley Divina
El Derecho Romano y sus trasuntos...
Otrosí a usted doctor respetuosamente decimos
Con urgencia de hospital y en visita de médico
Concédasele al Ex profeso(r) poeta su VºBº
Señor Vice-Ministro de Justicia Ex- pues
Así nomás difícil-mente pierde un el juicio Usted
Y ahora que la pelota cuadrada está en su cancha
Ya no me asaltan más in-fundados temores
Dudas razonables o constructos hipotéticos
Hasta siento a ultranza la menta-da dicha inmensa
De saberlo para siempre entrañable & caro Mío Cid


EL LAZARILLO DE TORMES

“Vamos a ver”, dijo un pícaro ciego
Frotándose ambas manos entre sí
Previamente untadas de aliento
Con lujo a la altura del ronco pecho
A vista y paciencia de un mozalbete bribón
Pillín dado a su mal cuidado y servicios...
Ya distante y para siempre del viejo
Molino y el río que da origen a su nombre
Empezó a contar una a una las monedas
Que apiladas en tres rumas tenía
Estratégicamente ya instalado en la calle
E insatisfecho con lo re-colectado
n la plaza pública o el mercado
Ora ante el pórtico de la iglesia
Inicia a tiempo el consabido ritual
De su bien aprendido pregón
Que dice... “Por el amor de Dios
Una limosnita por favor,
Una limosnita para este pobre ciego”
Que todos se hacen el que no “ven”
¡D-E-S-- G-R-A-C-I-A --D-O-S!


PLENILUNIO

En plena luna llena
Orquestada por penetrantes aullidos
De lobo herido por fuertes vientos
Y estrellitas temblorosas en la bruna
Piel del altísimo cielo negroazulado
A prueba de balas de plata
Y mejor calibre o canción
Solitario llanero o vi-andante
Caballero de la Triste Figura
Arre flecha veloz, yo, Claudio,
Palo de escoba Flaco rocín
Alonso Quijano, en mis cabales,
Adarga y pluma o quena en ristre
Entre la “jungla de cemento”
O la Cordillera de los Andes
Triunfante cabalgo de nuevo
Por algún lugar de La Mancha


CANCIÓN YE-YÉ DADÁ

A fin de cuentas y tantísimos cuentos
Canción de moda/Paremeología:
Tras cuernos palos/Cuentas claras
conservan buenas amistades...
O como queráis llamarlo
En cristiano o buen romance
Soy feliz muy feliz bailando el Twist
El rock de la cárcel, el Chachachá,
¡Mam-bo!, qué rico Mambo
O al son que me toquen
A punta de plomo los soldados
Me sacudo la guaracha
A fuerza de haber, cara’efoca,
A cocachos de la vida aprendido
A ser peruano y ser feliz
Como en el cuento o la canción sabida


BALA-DA PARA CECIL

Compañera de mil combates
Amiga duramente combatida
Mujer como lo hay pocas
Y como muchas Madre Heroica
No caeremos... Y si caemos
Desde nuestra más alta torre
En nuestro intento de extirpar
La maldad y el odio insano
Habrá de ser únicamente
Para alzarnos victoriosos
Hacia todos los flancos...
Compañera de mil combates
Amiga duramente combatida
Mujer como lo hay pocas
Y como muchas Madre Heroica
Has calado muy hondo
En nuestros corazones
Y perdóname si no digo tu nombre
Al final de la historia
Si acaso omito algún verso
Cuando estoy ametrallándote
De poemas


TOCATA & FUGA

No tengo buen oído para la música
Pero sí (Tarde piache) pasión dorada
Por dicha palabra escrita a dentelladas
Para “VIRI” mi buena-moza Musa
Sordo como Ludwig Van Beethoven
E incapaz de dominar el alemán
Cantante calvo o Segismundo
Poemo como ninguno a la distancia
Canciones de amor para Elevic Patricia
Ante la imposibilidad probada
De non poder parlare italiano
Estudio francés a duras penas
En libros regados en el aire por gorriones
Resultando más que im-posible
Nada halagador pues para el domini-o
Del idioma extranjero y para la música
Maestro Tiresias -ojito-ojito- se requiere
Gran tacto/mucho tino & Genio/pero
Por sobre todas las cosas: buen oído.