jueves, 18 de marzo de 2010

A LA MUJER, NI TODO EL AMOR, NI TODO EL DINERO DEL MUNDO



A la mujer ni todo el amor, ni todo el dinero del mundo. Hay que creerles solo el 50% de lo todo lo que te dicen porque qué bien mienten o fingen mejor aún cuando seducen. Hecha de una de nuestras costillas, la mujer nació para amar y ser amada sin medida ni reserva alguna, pero por Dios hay que ver cómo les encanta el chisme e irse de compras todo el santo día con las amigas: pero como en santa misa dominical y fieles a nuestra recomendación, a la mujer ni todo el amor, ni todo el dinero del mundo.


Jorge Ita Gómez


No hay comentarios: