miércoles, 17 de marzo de 2010

LA GRAVE VOZ DEL GENIO QUE SALE DEL FONDO DEL TINTERO



Estas son las prosas que las olas de un naufragio arrastró hasta las orillas misericordiosas de la página en blanco. Ojalá que algún otro corazón generoso les devuelva la razón de ser de su existencia que ya no puedo darles desde el hundimiento del "Titanic", a causa del iceberg. Las reconozco hijas mías porque nacieron de ti y de mí. Estas prosas son las amadas hijas que te doy, el caro legado que dejo también a la posteridad, que sabrá celebrarlo mejor que nosotros dos, cuando seguramente tú sigas tu camino, mientras yo me apago feliz como un corazón apasionado que nunca dejó de latir o un noble cerebro que aun en la mesa de disección sigue dando ideas y luz, mientras se extingue de a pocos como una infatigable luciérnaga en la oscuridad.



Jorge Ita Gómez

No hay comentarios: