lunes, 1 de febrero de 2010

CABEZA DE NOVIA DE TODO TE OLVIDAS



Cabeza de novia fugitiva, de todo te olvidas. Hasta de llamarme por mi nombre. Muchachita de abril y julio y muchos Jorges, para serte franco, no eres gran cosa y sin embargo te crees la divina pomada o la última gota de Inca Kola en el desierto. Déjame decirte, entonces entre otras cosas, en verso alado las gracias que te adornan y tu fino humor coqueto, las más de las veces, peligrosísimo juego de seducción que tienen ustedes las mujeres metido entre ceja y ceja. Cabeza de novia de todo te olvidas hasta de lo que te envío (chocolates, poemas, canciones, rosas, bombones) o te escribo yo por contentarte muy entusiasmado.