domingo, 17 de enero de 2010

SIN ARTE NI PARTE O GAJES DEL OFICIO



Mucho temo mancharme de tinta las manos al momento de escribir copiosamente. La cotidianeidad de las noticias me envuelve en papel periódico y me cuelga con ganchos de madera en todos los quioscos desde muy entrada la mañana. Desde el piso tres de la redacción de un diario limeño, entre la media tarde y la noche pluvial diviso afanosamente desde grandes ventanales de lunas polarizadas el paisaje gris y mis manos enguantadas de horror no alcanzan a torcerle el cuello al cisne grácil y reanudo sin más ni más, sí o sí, mi oficio demiurgo entre algodones inmundos y potentes ordenadores góticos de última generación.



(Jorge Ita Gómez)

No hay comentarios: