sábado, 30 de enero de 2010

HORARIO DE TRABAJO Y BILLETERA MATAN GALÁN



Cómo me jode lo estúpido que es ser misio. Es decir, no poder comprar galletas Chaplín ni para el té. Encima el jefe gritándome gruñón“¡Ita Gómez, otra vez llegando tarde a trabajar!”. Es que tengo un horario endemoniado en la chamba que no me deja ni respirarle en el cuello a las hembritas: entro a las 3:00 de la tarde y salgo a las 11:00 de la noche chaqueta rumbo a casa. Y ella se queja. Mujer que no jode es hombre y el tiempo un tirano banderas. Abstinencia total de recitales de poesía, entrevistas en la tele en canales que nadie ve y así. Horario de trabajo y billetera matan galán, dicen los chacotas del barrio. Y esta prosa de logros dudosos, una reverenda porquería (Oye Patora quítale un poco é miera a ese papé). En Gringolandia o Chollywood todo el tiempo es una joda no ser rico y guapo chico con automóvil último modelo, linda chica y gorda billetera llenecita de verdes.



Jorge Ita Gómez

No hay comentarios: