miércoles, 20 de enero de 2010

GUERRA BLANCA CONTRA EL VERANO



Para ser completamente dichoso y feliz como nadie en este mundo, lávate bien "las partes irreales del cuerpo" y el alma también cuando menos tres veces al día con abundante agua y jabón, sobre todo en verano. Quítate así las carachitas y manchas que en el alma y la piel te dejan tatuadas a fuego moderado los rayos ultravioleta del sol y los baños públicos masivos de agua turbia y salada en playas del litoral.



Jorge Ita Gómez

No hay comentarios: