martes, 26 de enero de 2010

GATA FIERA SIEMPRE EN CELO



Como cartero feliz, poco o nada importándome las torrenciales lluvias de palabras desatadas inopinadamente, deposito puntual todos mis besos nacarados en las medias lunas de tus uñas largas y medias de nailon, terrible gata mía siempre en celo, al calor siempre encendido y fulgurante de tus ojos y cola de fuego, que no cesas impertinente de mover y rozar erizada tu pelambre con ansias de amores inflamada entre mis amantísimas piernas flacas.



Jorge Ita Gómez


No hay comentarios: