sábado, 2 de enero de 2010

JABÓN DE TOCADOR



Me fascina el aroma que deja impregnado en el aire y mi piel el jabón de tocador Heno de Pravia, cuando me baño en las mañanas beatíficas o nada santas tardes y noches llenas de emoción carentes de retórica. Me trae el aroma sutil y fragancioso del cuerpo desnudo de maja de a cómo ella olía después de darse un refrescante baño hasta el del lirio infinito… Y me piache, decirlo-escribirlo en italiano, francés o en (la punta de) mi propia lengua…


Jorge Ita Gómez



No hay comentarios: