viernes, 13 de noviembre de 2009

REFLEXIÓN EN VOZ ALTA O RÍOS DE AGUA VIVA


Entrañables amigos, hermanos, hoy vuelvo a desplegar mis alas hacia la libertad infinita para conquistar otros cielos, renacido y en permanente olor a poesía, con esta música del alma que elevan los espíritus trasportándonos hacia esferas celestes inimaginadas. Hoy rompo las cadenas de la esclavitud que me ataban a oscuros e inexistentes deleites y vuelvo a la vida, a ustedes, a quienes nunca debí dejar de pertenecer... Por eso mismo, ahora me canto y me celebro a mí mismo como el viejo Walt para encontrarme, amor constante más allá de la muerte, con la Lengua de Miguel de Cervantes Saavedra y don Francisco de Quevedo y Villegas, mi abuelo dinamitero, ambos poetas del Siglo de oro español. Mítico Ave Fénix redimido o blasonado cisne rubendariano... Oh, "Grande es la pérdida de Laura, pues grandes y raras eran sus virtudes", Señor...


Jorge Ita Gómez

No hay comentarios: