sábado, 15 de diciembre de 2007

ALTAZOR A FLOR DE POESÍA

La joven pero siempre floreciente empresa editorial ALTAZOR que dirige el poeta WILLY DEL POZO, lanzó en abril de este año, mes de las letras en el Perú, la importante colección Nueva Biblioteca Ayacuchana, que consta nada menos que de veinte títulos, entre los que figura Harawipa sisan, que traducido al castellano significa flor de poesía, continuando la rica tradición y el caro legado instaurado por el primer poeta ayacuchano édito Fray Luis Jerónimo de Oré (1554-1630).
De por sí, “Ayacucho es un gran poema escondido en el ande. De nombre sagrado” a decir de Marcial Molina Richter, por ello se trata de una selecta muestra de la lírica cultivada en lengua quechua por destacados poetas como Moisés Cavero Cazo, César Guardia Mayorga, Reynaldo Martínez Parra, Antonio Sulca Effio, Abilio Soto, Carlos Falconí, Ranulfo Fuentes, Baltazar Azpur y Víctor Tenorio, hijos predilectos del lar nativo.
Hay en los versos de este florilegio fluir de aguas puras, mansas, cristalinas, luceros que preceden al alba, romerías a la vida que ensanchan los caminos más angostos, dialogantes piedras filosofales, palomas que simulan en el aire ser pañuelos blancos para despedir adioses, retazos límpidos de cielo serrano, rumor a cascadas y agradable olor a tierra mojada por la lluvia configurando bellos paisajes del ande.
Se trata, en síntesis, de un aporte fundamental en versión bilingüe que contribuye grandemente al enriquecimiento de nuestro acervo, rico en matices y diversidad cultural, pues desde sus albores, la literatura expresada en runa simi, cuyos orígenes más remotos se pierden o se encuentran en tiempos inmemoriales fue, es y siempre será fuente inagotable de inspiración aun en tiempos modernos para los haravicus contemporáneos, que viven en permanente olor a poesía en el corazón del pueblo.


Jorge Ita Gómez.



No hay comentarios: