jueves, 15 de noviembre de 2007

TESTIMONIO DE PARTE

"A decir verdad, este libro se fue gestando de a pocos o por copos como el algodón o una bola de nieve hasta devenir incontenible, cuyos orígenes más remotos se pierden o se encuentran en un recital que ofreciéramos con un grupo de amigos en la Alianza Francesa de Lima, cuya fecha exacta ya no guarda mi memoria, pero que sin embargo coinciden en el tiempo y en el espacio, con el viaje de mi entrañable amiga Elevic Patricia a Hamburgo y a la por entonces todavía no muy feliz estancia de mi hermana Delia y pequeño sobrino Sergio Manuel en el Viejo Continente (...) Alianza franco-peruana en versos & otros poemas trasunta, en resumidas cuentas, mi amor y rendida admiración a la cultura, tradición e idiosincracia del pueblo galo en feliz comunión con la peruana; porque mi país es,/simple, pura e infinitamente,/y el amor canta y llora, ahora lo comprendo, cuando ha alcanzado lo imposible".


********************************************************************************************************



CIUDADANO DEL MUNDO

A veces me sueño estar en un país lejano, utópico y brumoso,
Lejano y distinto al que habito consuetudinariamente
Viajando alrededor del mundo en un poema
Siguiendo atento arabescos con la mirada serena
El vuelo rasante de una gaviota chillona
Acariciando la blonda y bruna cabellera del viento
Con mis manos fragantes de leproso contemporáneo
Irradiando lacios y crespos paisajes y potros bellísimos
De reluciente piel como lisas piedras planas expuestas al sol
Veloces y delicados delfines bailoteando en su hábitat natural
Alegres y graciosos suspendidos en el aire sobre su cola de turrón
Grises jabones resbaladizos en el lavabo o la ducha a la hora del baño
Atestados de peces dorados, carpas rayadas y arrecifes de coral
En mares eternamente azules de otros continentes
O en los maravillosos lagos del vecino país del sur
Y pienso en lo que pasaron separados juntos epistolarmente
Milena & Kafka/Marlene & yo/Sergio & tú sin Tito
En los días con nieve en el aeropuerto de Frankfurt y Moscú
Dos gruesas y pesadas gotas de cera debieron ser tus lágrimas
Como los míos sapotes gordos dos saltando a la fuente de agua maga
Que es este papel en blanco en que mi pena te detallo lujoso
Y pienso aun ahora en ti mi hermana En Sergio y Tito
Como en los días de los campos de concentración Nazi
Pienso en el poeta que es Nelson Ramírez V-C en Anaheim-California
En Miguelángel Guzmán & Charito Aída Kanashiro
En Claire y lo que dirá en su flamante libro de poemas
Inquieta ardilla, temblorosa libélula o multicolor mariposa primaveral
Mi amiguito Takeshi y sus ojitos jalados por Yoko Ono
Porque ese que ves en fotos y recortes
De periódicos y soy yo siempre profesor
Que va nomás por ahí barbado calzando sandalias franciscanas
Pelolargo, lentes circulares de emoción, Blue Jean gastado
Es un pobre y triste remedo y rendido homenaje
En todos los idiomas del mundo a John, Vallejo, Quevedo y John
A Dante y Chaplín en su Cantinflas
Arguedas, José María, Garcilaso Inka y Machu Picchu
A Humareda, Picasso y Dalí Salvador
Lennon siempre Lennon en la cajita de resonancias
De mi loco y alborotado corazón musical juvenil
Orquestando (IMAGINE) una canción de amor por la paz en el mundo
Bajo la intermitencia mortecina de las luces sicodélicas
De la prodigiosa década de los 60s y 90s todavía
Llorándote en versos de pie quebrado hermana mía
La estridencia de mi malhadada canción Yeyé/Dadá
Guitarra eléctrica oxidada en ristre
Desafiando soñador y Quijote vientos gigantes Molinos fuertes
Lloviznas intempestivas y granizados aerolitos andinos
Poeta Adámico, Ita Gómez Corazón, Jurado peruano Ciudadano del Mundo
Encendiendo estrellas, guirnaldas, fósforos y velas
Happy birthday to you en el claro cielo de tus ojos MALVAS.



POST-SCRIPTUM
(JOHN LENNON IN MEMORIAM)

a Nelson Ramírez V-C

Entonces la vida a ninguno de nosotros
Se nos ofrecía placentera;
Sin embargo
Tuve un hermoso sueño para ti
Lejos muy lejos del país de los rascacielos
Soñé para ti
Identikit de Kimeras/Azulejos de Cerca
Miguelángel en tanto enredaba poemas
Junto a Gustavo
Ahora tarde que trato de dar respuesta
(Escribiendo largamente) a tu ausencia
Tiembla mi pulso como el de un mendigo
Y se niega al acostumbrado lapicero
Porque de ayer a hoy he vivido
Como de costumbre
Una desesperante soledad sin voces.
Que John Lennon me perdone
Y me perdone Dios
Haber callado así


PLÁTICA PLACENTERA

-Mamita, ¿de dónde vienen los bebitos?
-La cigüeña los trae de París, hijito!


Sentado al borde de nuestra vieja cama
Contemplo detenidamente
El paisaje de mujer que tengo
Entrando en su 5to. mes.
Y la miro allí “realisadíiisima”...

Cuánto amor hay albergado ¡y cómo!
En la redondez por reventar de su vientre.
Me paro, la miro y la mido maquinalmente;
Después la llamo con disimulo
Para decirle feliz y complacido:
“Mujer mía, has crecido en amor
Y ganádote el Premio Nobel de mi Cariño”...
Para que ella comprenda lo niño
Que yo sé ser también cuando la engrío...

Y converso con el hijo que voy a tener
De la inflación/de la explosión demográfica
Del alumbrado público y la baja policía
De la plusvalía/de las cuentas por pagar
De lo tan mal que estamos...
En fin
De lo caro que resulta vivir
O morirse en estos tiempos,
A través del cordón umbilical
Que le ata más y más a su madre;
Y esto me resulta (lógico) más económico
Que comprar RIN o hablarle por teléfono!

Yo le haré saber cuando nos venga
Que en el pueblo en que yo nací
Le esperan una vaca y un burro;
Y le enseñaré a mar por igual
A los hombres y a los animales,
La luna/el mar/la luz/el canto
Espectacular del gallo y el buen
Arte de saber hacernos necesarios!
Ha de saber a tiempo todo lo de su tiempo
Ha de saber, por ejemplo, que...
No con canciones de cuna nos dormimos
Sino con toques de queda
Y a palos nos acuestan y levantan
Nuestras policíacas obligaciones!

Él, es claro, todavía no habla
Me dirán, sin temor a equivocarse. Y
Es cierto. Pero ya siento cómo me contesta
A través de las “pataditas”
Que pega dentro del bolso de su madre.

Mi pequeño/mi bebé/si nace hombrecito
Lo bautizaré poéticamente
(Quintín L. Gómez) como mi abuelo
O le pondré el nombre de algún Apóstol Redentor;
Si es mujer la llamaré TRILCE como a su madre.
Ay, nada más espérense a que venga...
Ya lo verán...

Así de este tamañote será mi hijo! Pero
Y ¿si es mujer?
Bueno, qué importancia tienen eso ahora.

Importe más que, ya varona o varón,
Y desde mucho antes de nacer
Mi pequeño/mi bebé
Como si adivinara a lo que viene
Ya sabe, tan pequeñito(a), patalear!

JORGE ITA GÓMEZ

1 comentario:

miguel ángel guzmán dijo...

Felicitamos la aparición de una parte de la obra de Jorge Ita Gómez, uno de los poetas representativos de los últimos años. Sabemos de sus inéditos y de sus primeros libros -anímese, poeta, y haga una selección y adelanto de aquello-. Congratulaciones.